Por Sole Ramírez
3 Octubre, 2016

Ahora tiene más sentido la frase “Finge hasta que sea real”.

Según los investigadores de este video, un hábito se forma cada día con la práctica. Sabes que al principio, por ejemplo si nunca haz corrido una maratón, solo podrás hacerlo un par de metros, pero si entrenas puedes aumentar tus niveles. Una buena opción es anotarlo en un diario y así tener claros tus cambios y mejoras. También pasa cuando estudias. Puede que sepas que normalmente tu tiempo de concentración es de 40 minutos, por eso debes intentar aumentarlo poco a poco, y no creer que de un día para otro podrás estar plenamente concentrado por 4 horas.

Lo principal es hacerlo, poco a poco, pero hacerlo. No se comienza pensando ni planificando, se comienza haciendo.

¿Alguna vez haz intentado crear un hábito de esta forma?

Te puede interesar