Por Ignacio Mardones
6 enero, 2016

“A veces cuando salía usaba base para cubrir mi rostro sonrojado. No quiero que las personas me miren y sólo vean dolor”.

Samara Rose no ha tenido una vida normal. Ella sufre de dos raras enfermedades llamadas eritromelalgia y el fenómeno de Raynaud. A sus 25 años dice estar en el infierno, ya que todos los días sufre como si se estuviera quemando viva. El padre tiene el mismo mal, por lo que deben vivir confinados en una casa con ventiladores constantemente apuntando hacia ellos. El menor cambio de temperatura les genera las más terribles reacciones. En el video a continuación puedes conocer más su trágica experiencia de vida y lo que deben soportar a diario:

httpv://youtu.be/FA1-AUmW1rs

Es imposible no emocionarse con la historia de esta chica…

La familia está buscando nuevos tratamientos, pero todavía no han encontrado uno que los sane…

“Cuando la temperatura supera los 16-17ºC, especialmente si hago algún tipo de movimiento, siento que estoy en un horno, mis manos se calientan, mis oídos se calientan, mis pies, mi rostro, pero creo que lo peor es el sentimiento generalizado de estar agobiado con calor”. 

-Brian Rose-

¿Sabes de algún otro caso similar?

Puede interesarte