Por Elena Cortés
21 septiembre, 2016

¡Una carita que jamás olvidaremos!

Sé que muchos de los que nos leen han tenido que haber probado o comido aunque sea una vez en su vida las papillas para bebés de la marca más reconocida, Gerber. El rostro que aparece en los envases es la abuelita Ann Turner Cook, una viuda de cuatro hijos, ocho nietos y tres bisnietos.

La pequeña bebé de enormes y redondos ojos que ha conquistado el corazón de millones de bebés y adultos, a través de la marca Gerber, hoy tiene 90 años.

bebe_gerber-2
CBS News

Anna Turner Cook es una profesora de inglés jubilada y autora de la serie de libros de misterio sobre el personaje Brandy O’Bannon. Fue elegida en 1928.

Dorothy Hope Smith, una vecino de la familia Cook, participó en un concurso lanzado por Gerber, donde envió un dibujo en carboncillo de la bebé, que en ese entonces tenía cuatro meses de nacida.

url-2
Archivo /Collage

La imagen fue elegida por la empresa, a pesar de haber tenido grandes competidores que enviaron imágenes elaboradas con pintura al óleo.

La empresa confesó que simplemente se enamoró del rostro de la pequeña niña y supieron que era la indicada para representar a su marca de papillas para bebés.

article-2639607-1e3899a000000578-763_634x419-2
CBS News

“No puedo pensar en nada mejor que ser un símbolo para los bebés y eso es en lo que creo que me convertí”, dijo Ann a través de CBS Sunday Morning.

Para el 2012, Gerber escogió un nuevo bebé para representar a su marca en las campañas publicitarias. Pero la cara de Ann sigue siendo el logo de la marca.

¡Sigue siendo todo un amor!

captura-de-pantalla-2016-09-20-a-las-5-40-26-p-m
CBS News

¡Arriba Ann Turner!

Te puede interesar