Por Francesca Cassinelli
17 agosto, 2016

¿Has tenido la sensación de «haber vivido esto antes»?

¿Te ha pasado que sientes que ya viviste algo antes? Puede ser durante una cena familiar, solo en tu habitación o incluso al interior de un vehículo; los dejá vu nos encuentran en distintos momentos. Si bien siempre se pensó que se debían a problemas de memoria, una nueva investigación propone nuevas teorías. 

Una investigación expuesta en la Conferencia Internacional de la Memoria en Budapest postuló que mecanismos de «chequeo de errores» son los que sustentan los dejá vu.

Esa fue la conclusión de un estudio que forzó la sensación de dejá vu en sus participantes.

Para hacerlo, se les leyó a los pacientes examinados una lista de palabras unidas por un concepto clave, pero sin mencionar este último. Por ejemplo: cama, almohada, sueño y noche; pero no usaron el término «dormir». 

Luego les preguntaron a los participantes si había oído alguna palabra que comenzara con la letra «d». Ellos lo negaron, pero cuando se les preguntó qué palabras había oído, la mayoría pensaba que les habían dicho «dormir». Esto creaba la sensación de dejá vu.

httpv://youtu.be/N5nlD0vvMZg

Todo este proceso se realizó mientras se realizaban escáneres cerebrales a los pacientes, los que determinaron qué regiones del cerebro se activaban cuando sentían los dejá vu.

Al contrario de lo que esperaban, la zona del cerebro asociada a la memoria no fue la que más se activo; sino que la «ganadora» fue la zona que determina la toma de decisiones y resolución de conflictos.

Basándose en esos resultados, O’Connor postula que los déja vu son más un proceso de «chequeo de errores» del cerebro para evitar defectos en la percepción.

Puede interesarte