Por Felipe Carmona
12 mayo, 2016

No tienes idea de todo lo que ocurre cuando aprietas un botón.

Día a día todos debemos comer y, seguramente, más de una vez has recurrido a una de esas máquinas expendedoras que, a cambio de unas monedas y apretar un par de botones, te entregan ‘mágicamente‘ una bolsa que contiene aquel bocadillo que tanto esperabas para saciar tu hambre. ¿Pero sabes cómo funciona esa ‘magia’ tan querida por miles?

Science Channel quiso tranquilizar a los que tanto deseábamos descubrir este secreto y nos lo reveló.

Lo primero que muchos se preguntan, es ¿cómo estas máquinas logran diferenciar una moneda falsa de una real?

Al ingresar, la moneda atraviesa un sensor de luz que detecta el tamaño y, a continuación, unos electroimanes determinan el tipo de metal del que la supuesta moneda está compuesta.

Luego de que la moneda pasó por ambos sensores, las reales pasan a una columna y las falsas son rechazadas y devueltas al que está tratando de comprar con ellas.

Luego de ello, la máquina cuenta una a una las monedas que dará como cambio al comprador y se las entrega.

Pero… ¿cómo hace si tu compra queda atascada y no llegó a tus manos?… pues agradécele a las 85 partes que componen la detección de monedas, los 32 motores que te entregan los envases y los 10 rayos infrarrojos que corroboran que la entrega haya sido realizada.

Mira el siguiente video que cuenta detalladamente cómo funcionan estas maravillas de la tecnología.

httpv://youtu.be/B_RK1Z1XsNw

Puede interesarte