Por Elvira Vergara
9 noviembre, 2015

Una historia realmente desgarradora.

Son millones las personas que envían mensajes de texto o revisan el móvil mientras conducen. Si bien hacer esto en cualquier otra situación no representa peligro alguno, realizarlo mientras se conduce puede acarrear consecuencias mortales. Bastan sólo unos segundos para cambiar la realidad de toda una familia.

Captura-de-pantalla-2015-11-09-a-las-10.01.32

A continuación conozcamos la historia de Leslee Henson, que hace algunos meses decidió ir a dar un paseo matutino junto a su marido. No se imaginó que esa mañana su vida cambiaría para siempre por una ridícula razón:

httpv://youtu.be/9PHtZEZHTkA

Leslee tiene mucha razón, todos debemos de concientizarnos y limitar el uso del teléfono móvil, ya que 9 personas mueren por ésta razón cada día:

«Nos subimos al coche y nos colocamos el cinturón de seguridad, creo que deberíamos hacer lo mismo con los teléfonos móviles: nos subimos al coche y apagamos el celular. Esto puede salvar una vida».

-Leslee Henson-

Una muy triste historia que podría haber sido totalmente evitable…

Puede interesarte