Por Katherine Gallardo
28 Junio, 2017

Si eres de los que siente que sólo trabaja para pagar deudas, tal vez ella es tu guía financiera espiritual.

Simone Milasas es la fundadora de una compañía llamada “Joy of Business” o “El placer de los negocios”, además de la autora de un libro del mismo nombre. Pero su reciente publicación “Saliendo de las deudas con gusto” es la que le ha dado más dolores de cabeza estos días.

Posted by Simone Milasas on Monday, September 12, 2016

En su nuevo libro cuenta cómo luego de viajar por el mundo se vio con una deuda de 187 mil dólares. Sin embargo, logró salir de ese agujero negro en dos años con algunas herramientas que comparte a lo largo de sus páginas:

1. Separa el 10% de todo lo que ganes, pero no lo uses para pagar cuentas o para cuando te quedes sin dinero

Si la idea es salir de las deudas, lo básico es que ocupe mi dinero pagándolas, ¿o no? No para Simone: “Si pagas tus cuentas primero, lo único que harás es tener más cuentas”.

“Cuando lo primero que haces es pagar tus cuentas, el universo dice ‘oh, okay, a esta persona le gusta pagar cuentas. Vamos a darle más”.

Suena demasiado místico pero por otra parte, es algo cierto. Si eres un “buen pagador”, los bancos siempre están dispuestos a prestarte mucho más dinero que cuando no lo haces, entonces sólo te llenas de más deudas.

Pero la defensa de Milasas sobre este punto es diferente. Según ella, el universo te da más dinero porque te permites tener más.

2. Lleva en efectivo todo lo que creas que una persona rica llevaría en efectivo

Espero que ningún ladrón lea este consejo, pero a Milasas la tienen sin cuidado. “Si evitas andar con dinero porque crees que lo vas a perder o te lo van a robar, nunca te vas a permitir tener dinero”. ¿Estará involucrado también el universo con este consejo? ¿Será tan así?

Milasas vive la vida disfrutándola y dice que le gusta llevar siempre mil dólares en efectivo, una botella de agua y le encanta tener siempre una botella de vino en el refrigerador en casa. Sabe que existen los ladrones y a una amiga le robaron, pero al menos le sirvió para estar  más dispuesta a darle atención a su dinero.

3. Gasta tu dinero en cosas de “valor intrínseco” como oro, plata, diamantes o perlas

Milasas ya nos llevó a crear una realidad financiera distinta y a separar el 10% de nuestras ganancias, pero no nos ha hecho pagar las cuentas con eso. El siguiente paso es aún más interesante. “He comprado mucho oro y plata con mi 10% apartado y es muy divertido. Puedes comprarlo en onzas, kilos o monedas”.

4. Piensa como si fueras un millonario

“Uno se siente cómodo con lo que conoce. Si eres de clase media, te sientes cómodo con eso. Si eres pobre, también. Una vez fui a ver departamentos en un sector de clase media y se sentía tan bien, pero mi lado pobre decía ‘oh, no, esto no se siente tan bien’, contra eso hay que luchar”.

Tengo demasiadas preguntas luego de esto. Por ejemplo, ¿en qué trabaja Simone? ¿quién es su familia? ¿ha tenido algún día algún problema intentando solventar sus necesidades básicas? ¿ha terminado vendiendo sus joyas en un apuro económico? ¿tiene hijos? ¿goza de buena salud? Porque todo eso me daría una conclusión acerca de su visión abierta o cerrada sobre el dinero.

De momento, estoy igual de confundida que todos y leería su libro. Así que supongo que funciona su estrategia para que el universo le traiga dividendos vendiendo copias al menos.

Te puede interesar