Por Teresa Donoso
24 octubre, 2016

Mientras lo agredía, le gritaba que hablara en inglés y no en español.

Si bien el potente acto de agresión que estamos a punto de descubrir se dio en mayo de este año, las imágenes han comenzado a circular solo hace un par de días, después de que el agresor de un chico español que se encontraba en Reino Unido fuera identificado y finalmente formalizado. Todo comenzó en Bournemouth, una zona al sur del país que se caracteriza por poseer una presencia cosmopolita debido a la gran cantidad de estudiantes de otros países que llegan hasta acá, donde un joven valenciano fue agredido por hablar en su lengua materna.

El agresor golpeó a la víctima, Tomás Gil de 27 años, con un tablón de madera. Según lo que Gil le aseguró a Verne, él llevaba cuatro años viviendo en Reino Unido y jamás había sido víctima de un ataque racista. El hombre, identificado como Daniel Way de 37 años fue condenado a realizar trabajos sociales y a pagarle a la víctima una compensación de 800 libras, el equivalente a 976 dólares.

Todo comenzó cuando salía de un pub junto a una amiga, llamada Silvia. Habían estado compartiendo con un grupo grande de personas y eran las 5 de la mañana. Se fueron conversando y de la nada apareció un hombre que les gritaba “fucking Spanish, speak English” o “maldito español, hablen inglés”. Gil quiso encararlo pero su acompañante le dijo que mejor se fueran. El hombre también pareció irse, pero luego volvió con una tabla y atacó a Gil.

Afortunadamente no sufrió ningún hueso roto. Lo llevaron al hospital para que lo viera un doctor, después de un par de horas volvió a su casa y cuenta que la hinchazón en el rostro le duro una semana entera. Durante este tiempo Gil decidió que se volvería a España y la policía lo contactó para mostrarle el video de su brutal agresión y contarle de la sentencia que recibiría el hombre. Él les entregó sus nuevos datos de contacto para que lo contactaran en España sin embargo, sigue sin saber nada de la policía o el hombre.

De hecho, Gil se enteró a través de la prensa más detalles de lo que le sucedió esa noche, ya que la policía no le había dado muchos datos. Fue tanta la exposición de esta noticia que el propio Daniel Way lo contactó por Facebook pidiéndole perdón:

Daily Echo
Daily Echo

“Me ha hablado por Facebook pidiéndome perdón, imagino que se lo habrá recomendado su abogado. Y me ha dicho que tiene que empezar a pagar la compensación el mes que viene… Sé más por él que por la policía o los juzgados”.

Según el Daily Echo, el agresor aseguro que no estaba en su sano juicio el día que ocurrieron los hechos debido a que había mezclado una medicación para la hiperactividad con alcohol sin saber que no debía hacerlo y que, además, había terminado con su novia ese mismo día.

¿Recibirá su compensación? Esperemos que sí, aunque si me lo preguntan a mí, me parece una suma muy baja para todo el daño que le hizo.

Puede interesarte