Por Ruben Peña Blanco
8 septiembre, 2016

A pesar de su deterioro físico debido a una parálisis cerebral, esta exmedallista brasileña se puso de pie y terminó el recorrido.

El espíritu luchador de los Juegos Paralimpicos de Río se puso de manifiesto en su ceremonia de apertura con la caída de la exmedallista brasileña Marcia Malsar, que perdió el equilibrio y soltó la antorcha, pero se levantó, continuó, y nos hizo emocionar con su entereza.

380b22c800000578-3778562-image-a-18_1473300079675
Reuters

Malsar, anciana y con bastón en mano, levantaba la antorcha mientras corría en la húmeda pista del imponente estadio Maracaná, en Río de Janeiro, cuando cayó al suelo y los casi 80.000 asistentes susurraron al unísono en señal de susto.

380b255900000578-3778562-image-a-19_1473300096619
Reuters

Nadie lo podía creer, pero Malsar no es cualquier persona con discapacidad -sufrió un accidente cerebrovascular-, es la primera brasileña en conquistar un oro Paralímpico en 1984, además de otras dos medallas, todas en atletismo.   Y su fortaleza mental sigue intacta, se puso de pie sin mucha ayuda y siguió su camino como si nada hubiese pasado.

380b163200000578-3778562-image-m-33_1473302016430
PA

La estruendosa ovación del público no se hizo esperar, y probablemente los millones de espectadores que observaban desde un monitor  en el resto del mundo hicieron lo mismo. Fue un largo aplauso, entre vítores y gritos que arroparon un momento la gala.

En las redes sociales la calificaron de «heroína», y el vídeo de su caída se hizo viral luego de que la cuenta oficial de los Juegos Paralímpicos publicara el momento junto con un emocionante mensaje:

«Lo que nos define es lo bien que nos levantamos después de caer «

 

¡Un lindo ejemplo de fortaleza!

Puede interesarte