Por Teresa Donoso
24 octubre, 2016

No a todos se les ocurre la solución exacta.

Las pruebas de ingenio usualmente nos tienen varias horas pensando en una solución tradicional, cuando en general la mejor solución es esa que llega de forma inesperada. En este caso nos enfrentamos a un caso bastante particular donde debemos encontrar la mejor forma de organizar a un equipo y hacerlos cooperar los unos con los otros para lograr escapar.

Este es el escenario:

Tú y otras nueve personas han sido capturados por extraterrestres muy inteligentes. Ellos quieren comerlos, pero su cultura les impide comerse a cualquier ser vivo que sea capaz de racionar lógicamente, por lo que les proponen un acertijo. Si lo resuelven, podrán irse.

Tu grupo, es decir, las 10 personas, se formarán en una fila por orden de estatura y sólo podrán mirar al frente. Cada uno tendrá un sombrero negro o blanco asignado al azar y no se le dirá a nadie cuántos sombreros hay de cada color. Nadie podrá ver el color de su propio gorro tampoco.

Cuando se les indique, cada uno deberá intentar adivinar el color de sus sombrero. Se les permite equivocarse una vez como equipo y sólo pueden usar las palabras blanco o negro. Los extraterrestres se retirarán durante cinco minutos para que los humanos puedan pensar.

¿Qué estrategia puedes usar para lograr que el grupo se salve?

Piénsalo por algunos minutos antes de volver a la solución…

La solución:

La respuesta es que la persona más alta debe comenzar dando su respuesta. Esta persona puede ver los gorros de todos los demás y por lo tanto puede transmitir una cierta información codificada a través de su respuesta, independiente de si equivoca o no. Recuerda que tenían la posibilidad de equivocarse una vez.

De esta forma, idealmente el grupo de humanos habrá pensado algún significado en código para la palabra blanco y negro. Por ejemplo, que quien comience diga “blanco” si ve que el número de sombreros blancos es impar o “negro” si ve que el número de sombreros negros es impar”.

Así, la primera respuesta es NEGRO.

TED
TED

La persona que sigue, como sabe que el número de sombreros negros es impar y ve sólo tres (y el sombrero de la persona más alta en este ejercicio no cuenta porque no puede ver el suyo tampoco) deduce que su sombrero es blanco.

TED
TED

El siguiente ve sólo dos sombreros negros, por lo que deduce que el suyo tiene que ser negro, para mantener el número impar.

Y así sucesivamente. De esta forma cada uno de los humanos sabrá de qué color es su gorro y podrán liberarse gracias a este ingenioso trabajo en equipo.

Este juego de ingenio, con sus ilustraciones, lógica y respuestas, es parte de una charla TED de Alex Gendler, editor de tecnología y entretenimiento en TED. Si quieres puedes verla acá con subtítulos.

¿Tienes otra solución? ¡Cuéntanos!

Puede interesarte