Por Elvira Vergara
9 octubre, 2015

¡Esto es ser muy miserable!

Las tumbas se manifiestan como una especie de lugar sagrado para aquellos que han perdido a un ser querido. Una parte de la persona que se ha ido queda en ese lugar, es por eso que se lo suele tratar con devoción y respeto. Por eso no es raro que sea muy mal visto (por no decir que es una total falta de respeto) caminar, sentarse o apoyarse en la tumba de algún desconocido, pero robar sus flores  es extremo…

Marg Allerston-Medeiros de Londres, Canadá,  perdió a su madre, Alma, hace algunos meses. Un día le llamó la atención que las flores y los recuerdos que le dejaba en sus visitas al cementerio se desaparecían misteriosamente…

Captura-de-pantalla-2015-10-09-a-las-9.56.24

Allison no se explicaba por qué alguien le haría esto a su madre. “Todo el mundo la quería, Dios mío”, dijo a London Free Press.

Después de 3 meses en que esta situación se empezó a hacer concurrida, Allison decide instalar una cámara oculta para a averiguar lo que estaba sucediendo.

¡Lo que descubrió la dejó totalmente sorprendida!

 

Posted by Marg Allerston-Medeiros on Friday, August 14, 2015

Es así como descubre a la profanadora de la tumba de su madre. Se trata de una mujer joven, delgada y con pelo rubio, que rápidamente arranca las flores, las mete dentro de una caja y huye.

anigif_optimized-9801-1439822417-2

Allison llevó este video a la policía de Londres, la cual lo compartió  y espera que el público pueda ayudar a identificar a esta mujer.

grid-cell-28123-1439926915-2

El agente de policías Ken Steeves dijo que “el delito cometido en este incidente es un robo. Ella tomó algo que no le pertenecía sin el permiso del dueño”, por lo que será juzgada por este delito..

¡Robarle a una tumba! A qué hemos llegado…

¡Espero que la encuentren!

Puede interesarte