Por Ignacia Godoy
9 noviembre, 2016

El planeta tierra es sabio amigos.

Sabemos que una vez que se nos pierde algo, pocas veces lo volvemos a encontrar. A menos que tengamos el don que tienen las madres de buscar y encontrar todo pero TODO lo que se propongan, no lo volveremos a ver. Y si pensamos que se perdió en un lugar lleno de otras cosas, más difícil se vuelve.

Por eso a este hombre se le acabó la esperanza cuando vio cómo de su mano había desaparecido su anillo de bodas. Quizás estaba en su habitación o se lo había dejado en el baño. Pero en realidad la joya había terminado en el jardín.

Este marido de Alemania había decidido jardinear y arreglar sus plantas, pero no tomó las precauciones necesarias, porque perdió una de sus pertenencias más preciadas.

Una vez que se dio cuenta, lo dio todo por perdido. Sin embargo, su mujer nunca perdió la esperanza de que el anillo volviera a aparecer. Y menos mal que no lo hizo porque la naturaleza se encargó de devolvérselo.

WDR
WDR

Sacando zanahorias de su huerta, encontró una con algo extraño en su interior. ¡SU ANILLOOOO! Sí, su anillo estaba dentro de la zanahoria.

WDR
WDR

¿Naturaleza sabia o solo coincidencia?

Puede interesarte