Por Felipe Carmona
8 febrero, 2016

¡Esta chica de 15 años es una verdadera inspiración!

En muchos países, cumplir 15 años es un momento muy importante que amerita una gran fiesta para celebrarlo junto a familia y amigos, especialmente para las chicas. México es uno de esos lugares y es el hogar de Yaletzie, una chica que, junto a su comunidad, logró llevar un lindo gesto con su mejor amiga. Uno muy digno de imitar.

lo2 (2)
Yaletzie y su amiga Lozen / Yaletzie Gómez

Yaletzie tiene sólo 15 años y vive con sus padres en Chihuahua, México. Ella y Lozen, su mejor amiga, son muy cercanas desde que se conocieron en sus primeros años de escuela. Yaletzie dice que su amiga vive junto a su madre y hermano y que, además, tienen muy pocos recursos. Por eso, cuando supo que su familia no podría pagarle una fiesta de quinceañera, se apenó mucho. Pero no se quedó de brazos cruzados.

Yaletzie pidió a sus padres recortar los gastos de su propia fiesta para poder organizar una para su amiga.

Además, la jovencita reunió sus propios ahorros y corrió la voz a través de un grupo en Facebook (evitando que Lozen se enterara, claro). Al poco tiempo, habían muchas personas queriendo ayudar. Su hermana ayudó con el maquillaje, unos amigos ayudaron con el pastel y la comida, sus primas colaboraron haciendo los arreglos para la fiesta, incluso unos desconocidos se ofrecieron para arreglar el vestido que otra señora había donado.

Yaletzie Gómez
Haciendo los preparativos  / Yaletzie Gómez

Cuando llegó el 23 de enero, Lozen fue a casa de Yaletzie creyendo que sólo pasaría la noche en una divertida pijamada, sin saber que el siguiente día la esperaba con una gran sorpresa.

A las 4 de la tarde llegaron los invitados al salón que habían preparado para la fiesta. Mientras tanto, Lozen y su amiga se preparaban para un “concurso de maquillaje” –la excusa perfecta para arreglarse– pero, mientras se cambiaban, Yaletzie le preguntó a su amiga:

“¿Qué pasaría si te digo que, en vez de ir al concurso, vamos a tu fiesta de 15?”

Yaletzie Gómez
Lozen rodeada de sus amigas  /  Yaletzie Gómez

Lozen quiso llorar de inmediato por la emoción, pero nadie se lo permitió (porque iba a arruinar su hermoso maquillaje), pero al llegar al salón repleto de gente y adornos, no pudo contenerse y dejó caer unas lágrimas.

La fiesta fue hermosa y, aunque no lo habían ensayado nunca, el vals -tradicional en estas fiestas- que bailaron Lozen y su hermano salió de Maravillas.

Yaletzie Gómez
Lozen y su hermano bailando el vals  /  Yaletzie Gómez

Esta historia demuestra que no hacen falta mucho dinero ni años para hacer algo lindo por quien tenemos al lado. Yaletzie es una muestra de que las buenas intenciones y el cariño son suficientes para hacer que alguien tenga el mejor momento de su vida y que todos los que participaron se queden con la satisfacción de haber sido parte de un gesto tan lindo.

Te puede interesar