Por Felipe Hernández
15 noviembre, 2016

Pero ahora su familia es la que llora.

Con 35 años, Kelly-Anne Carter se enfrentó a una de las experiencias más brutales que le podrían haber tocado vivir. Un incendio consumió su casa por completo, fue encontrada por bomberos con graves quemaduras pero su condición era estable, no así la de su único hijo.

Los bomberos encontraron a su Lucas, su hijo de 8 años, dentro de la casa… Pero no pudieron salvarlo.

Kelly-Anne 'Kelster' Carter
Kelly-Anne ‘Kelster’ Carter

Ese fue el día en que la vida de su único hijo le fue arrebatada de las manos. La noticia, obviamente dejó a Kelly-Anne y a toda su familia devastada, sin embargo no tenían idea de que las cosas no mejorarían mucho en las próximas 2 semanas, ya que la muerte de Lucas afectaría seriamente a la madre.

14 días después de la partida de su hijo, la mamá de Lucas fue encontrada sin vida en la casa de su pareja.

Kelly-Anne 'Kelster' Carter
Kelly-Anne ‘Kelster’ Carter

A pesar de que aún no se confirma ninguna teoría respecto a su muerte la familia está convencida de que fue un suicidio, ya que la partida de Lucas habría sido demasiado que asimilar para su madre y quitarse la vida, la única solución para acabar con su sufrimiento. En su familia estám pasando por difíciles momentos intentando superar la pérdida de dos personas al mismo tiempo. Y a pesar de no ser una gran familia, han recibido una gran cantidad de apoyo.

La familia está destruida, ya que el padre de Kelly-Anne tampoco sigue con vida y su madre también se suicidó.

Kelly-Anne 'Kelster' Carter
Kelly-Anne ‘Kelster’ Carter

Su hermana Gemma, está contando con el apoyo de su primo Peter, ya que no les queda nadie más. Mientras tanto Andy, la pareja de la joven madre, quien era completamente entregado a ellos dos, ahora debe enfrentar esto por su cuenta. Sin embargo esperamos que puedan darse el apoyo que como familia necesitan, ya que la vida de ambos terminó demasiado pronto… Y la mejor forma de honrar su recuerdo es aprovechando la vida que ellos ya no tienen.

La pérdida de un hijo es un dolor que simplemente nadie debería conocer.

Puede interesarte