«A las personas con Síndrome de Down les gustan las mismas cosas que a ustedes y a mí. También los cumpleaños».

Todos los niños de un salón de clases de una escuela de Canadá fueron invitados a una fiesta de cumpleaños. Habría pastel, globos, juegos y mucha diversión. Pero Sawyer, de 8 años de edad, no fue invitado. Él tiene el síndrome de Dawn y no formó parte de la lista de invitados a esa fiesta infantil. Su madre quedó destrozada y se le rompió el corazón cuando se enteró.

Con los sentimientos lastimados, Jennifer Engele, la madre del niño, decidió escribir una carta abierta y compartirla en su cuenta de Facebook y, como se puede esperar, se ha viralizado durante los últimos días.

Fiesta 7
Facebook

La carta la dirigió a los padres del festejado, quienes pensaron que era una buena idea invitar a todo el salón, excepto a Sawyer.

«Sé que no nos conocemos muy bien, pero mi hijo Sawyer y su hijo están en la mismo salón de clases. Sé que su hijo ha entregado recientemente invitaciones de cumpleaños a todos sus compañeros, excepto a Sawyer. Entiendo que esto no fue un descuido por su parte, sino que se trataba de una decisión intencionada. 

Quiero que sepan que no esperamos ser invitados a todas las fiestas de cumpleaños. De hecho, cuando Sawyer celebró su cumpleaños el año pasado, sólo invitó a algunos amigos cercanos porque queríamos una celebración pequeña porque coincidió con las vacaciones de Navidad. Pero en su caso, no sirve esta razón. De hecho, invitaron a los otros 22 niños de la clase a excepción de mi hijo. Yo sé que no es porque él sea malo, porque no podría encontrarse con un niño más feliz. Yo sé que no es porque no sea divertido, porque tiene un gran sentido del humor y una risa contagiosa. La única razón por la que decidieron que estaba bien no invitar a mi hijo a la fiesta de cumpleaños de su hijo es porque tiene Síndrome de Down.

Fiesta 5
Facebook

Lamento que no estén informados, o tal vez estén asustados, o en la incertidumbre acerca de lo que significa tener el síndrome de Down. Sé que si conocieran más de ello, no habrían tomado esa decisión. No estoy enojada con ustedes. Creo que esta es una oportunidad para que conozcan mejor a mi hijo. Como ven, tener el síndrome de Down no significa que no puedas tener amigos. No significa que no puedas tener sentimientos. No significa que no te guste ir a fiestas de cumpleaños. A las personas con el síndrome de Down les gustan las mismas cosas que a ustedes y a mi. Ellos también quieren tener relaciones cercanas, quieren sentir amor, quieren contribuir, quieren tener una vida significativa, y quieren ir a fiestas de cumpleaños. Esto puede ser más difícil para que mi hijo lo entienda. Pero la risa y el amor que se comparte no necesita interpretación.

Quiero que sepan que yo estaba como ustedes. Estaba asustada, en lo incierto y desinformada acerca del síndrome de Down antes de tener a mi hijo. Me preocupaba que mis otros niños no se conectaran con él de la misma manera que lo hacen con sus hermanos. Pero estaba equivocada. De hecho, mi hijo es tan cercano a ellos como todos sus hermanos lo están entre sí. 

Fiesta 3
Facebook

Tener un hermano con síndrome de Down les ha ayudado a ser compasivos con las personas y a comprender que si los demás tienen una pequeña diferencia, eso está bien. Ellos no tienen miedo de acercarse a alguien que no entiende del todo. En cambio, han recibido tanto amor y alegría por tener a su hermano como su mejor amigo.

Probablemente están batallando para encontrar las palabras adecuadas que expliquen a su hijo por qué mi hijo no fue invitado a su fiesta de cumpleaños. Tal vez esté bien si dejan que él decida si dejar a sólo uno sin invitación. Sé que es difícil enseñar a nuestros hijos algunas cosas que nosotros mismos no podemos entender. Yo también luché con eso. Pero es una gran oportunidad y gran lección de vida para dar a su hijo. Ellos recordarán la vez que sus padres les dijeron que no estaba bien dejar a alguien fuera por su discapacidad, raza o género. Sé que quieren las mismas cosas para sus hijos, que yo quiero para los míos. Como padres, queremos que nuestros hijos sean plenos, tengan amigos, y para no los dejen atrás. 

Fiesta 6
Facebook

Estoy seguro de que con un poco de aliento, su hijo puede desarrollar una verdadera amistad con mi hijo que dejará una impresión permanente y positiva en ellos para el resto de su vida. Hasta que lo viví, me di cuenta de que Sawyer no ha sido invitado a casi ninguna fiesta de cumpleaños en este último año.

Por favor sepan que, si quisieran, estoy aquí para hablar. Puedo parecer una mamá salvaje, pero no soy una persona de miedo. Reconozco que todos cometemos errores y al final del día, creo que las dos partes podríamos mejorar.

Gracias.

Jennifer (mamá de Sawyer)»

Fiesta 1
Facebook

Todos los Sawyer del mundo están llenos de amor y lecciones para darnos. 

 

Puede interesarte