Por Paulina Flores
15 diciembre, 2015

No es necesario que gastes dinero en un técnico o compres una nueva. MIRA ESTOS 2 TRUCOS GENIALES.

La lavadora automática es uno de los inventos que más ha cambiado nuestra rutina ¿A quién le gustaría lavar a mano los jeans que usó para jugar con sus primos pequeños en el parque? Lavar a mano todos tus pares de calcetines podría transformarse en una pesadilla de nunca acabar… Con la lavadora ahorramos trabajo y energía, pero sobre todo tiempo. Dejamos que la máquina haga su trabajo y confiamos en ella más que en nosotros mismos, pero al primer problema, no sabemos qué hacer y comenzamos a gastar dinero. Si tienes una lavadora de carga frontal, y tu ropa ha comenzado a salir con peor olor del que tenía cuando entró, no es necesario comprar otra. Basta con poner en acción los siguientes trucos.

En primer lugar, comprueba los lugares en donde se acumula el moho que son difíciles de ver o llegar, especialmente en el gran sello de goma. 

a31c488219c4e6ae417924b977c35a83_washer1
Fuente

Resulta irónico que el moho logre acumularse en una máquina que está diseñada para limpiar, pero el mundo está lleno de contradicciones… El ambiente húmedo, cálido y cerrado del tambor de la lavadora, es el lugar ideal para la proliferación de este tipo de organismos.


Entonces tenemos dos opciones: Gastar un montón de dinero en un técnico o empresa que nos soluciones el problema o…  ¡Hacerlo tú mismo! Sólo se necesita un poco de lejía y vinagre blanco. Eso, si, ten cuidado de no utilizarlos al mismo tiempo, porque juntos son una mezcla tóxica. 

5e1fcf7af8c39bfaccd55074e914b298_washer2
Fuente

Mezcla la misma cantidad de lejía y agua caliente.  Sumerge un paño en la solución y limpia el área, especialmente la junta de la goma. Después de hacer una limpieza superficial, deja la toalla, empapada, en la parte superior de la junta durante unos 30 minutos para hacer que la sustancia trabaje más tiempo. Para finalizar, saca el paño de la lavadora y selecciona el ciclo de lavado más caliente posible. Ejecuta este programa sin ropa dentro del aparato.


Pero la junta de goma no es la única culpable. El dispensador del detergente también necesita ser limpiado, sobretodo esa área oculta tras él. 

jdjdjd
Fuente / Presiona para remover el dispensador – Limpia dentro de la máquina. 

Retira el dispensador tal cómo muestra la imagen (el sistema es el mismo en la mayoría de las lavadoras). Límpialo con vinagre y vuelve a colocarlo. Ahora vierte aproximadamente medio litro de vinagre en el dispensador. Ejecuta otra vez el programa de lavado con la temperatura más alta posible y sin ropa. Si la lavadora huele demasiado a vinagre, activa algún programa corto de lavado y el olor desaparecerá.

*Estos consejos también se pueden usar en lavadoras de carga superior, pero debido a su fabricación, es poco frecuente que tengan este problema.

No dejes que las máquinas te manejen a ti… Aprende cómo utilizarlas y ¡Tendrás el poder!

Recuerda que el poder transformador del conocimiento contribuye con el desarrollo humano sostenible.

 

Te puede interesar