Por Francisca García
22 junio, 2017

Estos dos son lo más fabuloso que hay.

Todos conocemos el single de Justin Timberlake Can’t Stop the Feeling. La canción es demasiado pegajosa, y el video musical nos muestra a varias personas bailando como nos gustaría estar bailando a nosotros, totalmente libres y muy felices. Sin embargo, hay personas que se toman el baile muy en serio, y de eso se trata el video de una niña y su padre, quienes hicieron su propio video musical.

La canción ya es muy entretenida, pero lo que nos causa gracia es la seriedad con la que bailan. No sonríen ni hacen payasadas; estos dos están dándole todo de su parte.

Y lo que pasa es que la dinámica entre los dos es genial. La coreografía es simple pero impecable, y yo sé que les darían todos los puntos en un programa de talentos. 

No dicen nada, ni se andan con preámbulos. El video parte y termina con ellos bailando. Todo esto fue parte de un concurso que hizo Justin Timberlake, donde los ganadores tendrían un viaje todo pagado a ver el estreno mundial de la película Trolls.

Y cómo se nota que quieren ganar. ¡Sólo miren la determinación en sus rostros!

Lamentablemente no ganaron, pero sí los invitaron a un programa de televisión para un concurso de baile padre-hija, y ahí ganaron premios junto con otras dos parejas. 

Este video se hizo viral, y con justa razón. Deberían seguir bailando juntos, y darnos versiones mejoradas de todos los videos musicales.

 

Te puede interesar