Por Teresa Hechem
21 abril, 2015

¡Tráiganme una pizza!

The American Journal of Clinical Nutrition reveló un estudio que muestra cómo nuestra alimentación nos afecta a largo plazo en la ganancia de peso. Durante los últimos 16 años se analizó el comportamiento de 120 mil hombres y mujeres. Dentro de los descubrimientos, se verificó que la dieta rica en carnes rojas y procesadas está altamente asociada a aumentar unos kilos durante los años. Por otro lado, comer más comida del mar, nueces o pollo sin grasa ayudaría a mantener el peso. 

Para los adictos al queso, esta conclusión les va a encantar: el queso y la leche entera no aparecieron en la escala de los alimentos que podrían hacernos ganar peso, contrario a lo que muchos creíamos. Incluso se sugirió que comer queso con toda su grasa podría ser bueno para tu cuerpo que las versiones bajas en grasa.

largeWeHeartIt

Sé que esto es una buena noticia para los amantes del queso, pero esto no quiere decir que puedan subsistir de solo queso. El queso tiende a ser alto en grasas saturadas y colesterol, lo que aumenta el riesgo de que una persona tenga problemas al corazón. Además, hay muchos quesos que son altos en sodio, y la sal se asocia a problemas digestivos y de hipertensión.

Por lo que come queso con moderación y lo más probable es que no pierdas tu línea. 

Puede interesarte