Por Francisco Armanet
22 agosto, 2016

Una curiosa forma de cobrar el seguro. No lo hagas en casa.

Yo manejo un auto que está en deplorables condiciones. Tiene el parachoques hecho pedazos, una fuga en la empaquetadura del aceite, el sistema eléctrico apenas funciona, y el respaldo del asiento del piloto tengo que sujetarlo con una cuerda, o del contrario se cae. La verdad es que he pensado muchas veces en subir a un cerro y dejarlo caer por el acantilado. Creo que así, el seguro me daría más dinero por el vehículo que cualquier otro comprador. Sin embargo, me asusta un poco todo lo que pudiera pasar después. Es que es algo que no debe hacerse y a uno esas cosas deberían generarle rechazo. Claro, podría salir ganando porque mi coche hoy no vale nada y la idea, en ese sentido, podría ayudarme económicamente hablando. Pero, como dije anteriormente, hacer este tipo de cosas a uno le da nervio.

Bueno, este es el caso de William Sánchez, un señor de 70 años residente de Puerto Rico que compró un auto marca Lexus. El coche costaba una fortuna de dinero y aparentemente Sánchez quería conservarlo, pero a la vez, obtener el dinero de vuelta. Entonces, ¿qué hizo? Pues, decidió que una excelente manera de solucionar su problema sería haciendo un hoyo en el jardín de su propia casa para enterrar ahí el Lexus. Luego lo pasaría por robado, la policía claramente no lo encontraría y, entonces, la compañía de seguros le devolvería la inversión. Sánchez tendría el dinero y luego podría desenterrar su coche, limpiarlo y volver a usarlo.

Eso, fue exactamente lo que hizo. Con una salvedad: La policía encontró el auto.

Sí, al parecer fue un vecino de Sánchez quién hizo una denuncia al ver que varias personas enterraban un vehículo en el patio trasero de la casa.

La policía dio con el paradero del Lexus y Sánchez y fue inmediatamente arrestado.

Policía de Puerto Rico
Policía de Puerto Rico

¿Tú qué opinas al respecto?

Puede interesarte