Por Irene Cereceda
1 septiembre, 2016

Hacerse el examen ahora es toda una aventura 🚀

No hay que ser un niño para que a algunos nos dé miedo ir al doctor. Cuando era pequeña siempre temí a esas enormes máquinas de exámenes que se veían en los hospitales y rogaba no tener que usar alguna de esas en mi vida. Sin embargo, por el bien de nuestra salud debíamos superar nuestros miedos y hacernos los exámenes de cualquier manera, pero en el hospital Garrahan de Argentina le están dando una ayuda a los niños y convirtieron el resonador magnético en una verdadera nave espacial.

Pero no solo eso, sino que también ambientaron la sala en la que se encuentra el resonador magnético en una maravillosa isla mágica que te introduce a una divertida aventura espacial.

Según el diario La Nación de Argentina, antes de ingresar a la sala los niños reciben un mapa con un dibujo de todos los obstáculos que deben afrontar.

2261410w640
La Nación Argentina

Deben pasar por unas minas abandonadas, luego llegar hasta el sector de los fósiles, posteriormente vienen los diamantes, el tren…

2261411w640
La Nación Argentina

Y por último, cruzar una cascada encantada donde se descubre la puerta hacia la nave espacial ( en la que está el resonador magnético).

2261407w640
La Nación Argentina

“Cada detalle se pensó. El fin último de todo esto es ayudar a los más chicos. Y, al mismo tiempo, igualar este hospital público con lo mejor de la medicina mundial”

-José Lipsich- Pediatra

Los niños van muy entusiasmados y se realizan los exámenes sin miedo alguno. Varios, juegan con los padres y convierten esta experiencia en toda una entretenida aventura que seguro quedará en sus memorias para siempre.

Ahora los médicos del hospital Garrahan quieren imitar esta iniciativa y así bajar los niveles de ansiedad y nerviosismo, tanto en los niños, como en sus padres a la hora de realizarse chequeos médicos.

¡Qué bien por el hospital Garrahan! 

Puede interesarte