Por Teresa Hechem
24 noviembre, 2015

“Decir que lo hiciste en nombre de tu país, no te ayuda a dormir por la noche. Lo que sí te ayuda es tener un compañero”.

Las personas que deciden servir a su país y pertenecer al servicio militar, arriesgan sus vidas. Muchas veces tienen que viajar lejos y separarse de sus familias. La mayoría de ellos viven experiencias traumáticas y cuando vuelven a sus casas tienen que someterse a terapias.

Sin embargo, las tradicionales no son siempre la mejor opción. Es por esto que el Centro de Animales de Rescate de Lockwood en California creó el programa “Warriors and Wolves” (Guerreros y Lobos). Aunque no lo creas, usan a los lobos para ayudar a que los veteranos militares se vuelvan a conectar con la naturaleza y encuentren la sanidad que buscan:

httpv://vimeo.com/148476447

Un animal elige a un veterano y ese animal nunca más escoge a alguien más:

“Después de 10 años de servicio militar, la transición fue dura. Continúe en mi camino de estar enojado, de beber hasta morir […] He visto cosas que no puedo olvidar. He hecho cosas que no puedo deshacer. Decir que lo hiciste en nombre de tu país, no te ayuda a dormir por la noche. Lo que sí te ayuda es tener un compañero. Te enseña a estar en calma y tener confianza”.

-Jim Minick, veterano militar-

Esta terapia puede parecer algo inusual, pero es igual de efectiva que cualquier otra. 

Puede interesarte