Por Alvaro Valenzuela
29 julio, 2016

«Un poquito de amor puede cambiar al mundo muchachos…»

Desgarrado, maltrecho y magullado así estaba el cuerpo de Trinity por culpa de las sangrientas peleas a las que era sometida esta perra. Sus antiguas cicatrices son un testimonio de un largo abuso y negligencia de parte de personas que sólo pensaban en dinero a cualquier costo. Pero todo ese trágico pasado no evitó que esta perrita pueda volver a sonreír y mover la cola de alegría.

Con la ayuda de un organización llamada Best Friend Animal Society, Trinity obtuvo una segunda oportunidad para dejar atrás su duro pasado.

Aunque parecía imposible reconstruir la confianza de esta perra en los humanos después de las atrocidades que le hicieron pasar, con esfuerzo y mucho trabajo esta perra tuvo la capacidad de encontrar amor nuevamente.

Cambió las peleas y las mordeduras por juegos, cariños y abrazos.

Mira más sobre su hermosa historia aquí:

httpv://youtu.be/Jq47SmOy0hY

¿Qué opinas al respecto? ¿Adoptarías un perro así?

Puede interesarte