Por Renato Satta
22 noviembre, 2014
Las carreras de aventura son un esfuerzo brutalmente duro, empujando a los atletas a sus límites de resistencia y habilidad mental, día tras día, con muy poco descanso. Y entre los más difíciles están los campeonatos mundiales, que se llevaron a cabo en Ecuador este año. Esta es la historia de un perro callejero que se unió voluntariamente a un equipo.
20197

La primera regla de las carreras de aventura es que todo es posible. La historia de Arthur el perro es un ejemplo perfecto.

Todo empezó cuando el capitán del Equipo Sueco Peak Performance, Mikael Lindnord, despreocupadamente compartió una bola de carne con un desaliñado perro callejero mientras se preparaba para embarcarse en una caminata por la jungla de 40 km durante las etapas finales del Campeonato Mundial de Carrera de Aventura en Ecuador.

Ya avanzados un par de kilómetros en la caminata, el equipo se dio cuenta de que el perro los estaba siguiendo. Era una caminata extremadamente ardua a través de barro que llegaba hasta las rodillas, pero Arthur se quedó con el equipo sin importar nada.

Arthur sigue al equipo a través de la pista ardua y lodosa; todas las fotos por Krister Göransson
Arthur sigue al equipo a través de la pista ardua y lodosa; todas las fotos por Krister Göransson

Varias veces tuvieron que sacarlo del barro, y como explica Mikael, “en un punto tuvimos que tomar un descanso porque el perro estaba totalmente agotado. Abrimos dos latas de comida y lo dejamos comer, porque él no habría podido encontrar nada de comida en la jungla.”

20200

Cuando llegaron al siguiente punto de transición el compañero Simon Niemi estaba severamente deshidratado y necesitaba atención médica. Arthur lealmente hizo guardia y esperó a que el equipo se recuperara.

Mientras el equipo se preparaba para embarcarse en la sección final de la carrera – 59 km de kayak por la costa – los organizadores les advirtieron que llevar a Arthur sería difícil y peligroso. El equipo respetó esto y partió, dejando a Arthur en la costa.

Él se rehusó a quedarse atrás, sin embargo, y empezó a nadar tras el equipo.

Fue muy doloroso de presenciar así que Mikael rápidamente subió a Arthur al kayak, para el aplauso y los gritos de los espectadores en la costa.

20201

 

K0V2298Mikael explica que haber tenido a Arthur fue divertido, pero no exactamente fácil. “Se interpuso en el camino durante todo el remo y tuvimos que encontrar distintas técnicas que no hicieran que se cayera. Un par de veces saltó al agua y nadó por un rato, y luego se subió de nuevo y estaba congelado, así que tuvo que ponerse nuestras chaquetas.”

“Una vez nos acercamos mucho a la orilla y el saltó y nadó hasta ella, y pensamos que sería la última vez que lo veríamos. Pero corrió por tierra un poco y después nadó de vuelta a nosotros.”

Después de la carrera de 6 días, el Equipo Peak Performance cruzó la meta con 5 miembros en vez de 4 como el 12º mejor equipo del mundo.

Mikael ahora trabaja con las autoridades y expertos de mascotas locales en Suecia para llevarse a Arthur a casa con ellos, y ha recibido un gran apoyo del público a través de un sitio de donación por Paypal y de sus sponsors.

“Muy emocionados por una llamada de hace un par de minutos, Peak Performance interviene y hace lo que sea necesario para traerse a Arthur a casa,” posteó el equipo en Facebook. “¡Nunca nos daremos por vencidos!”

20202

Este artículo fue visto en gearjunkie.com

Puede interesarte