Por Ignacio Mardones
25 mayo, 2015

Ser una madre es el mejor regalo del día de la madre.

Iba a viajar a otra ciudad por sus estudios, pero cuando entró al avión se encontró con una sorpresa que no tenía nada que ver con eso. Su madre le había preparado una cena especial y ella misma apareció en la pantalla que tenía enfrente. Gestos inspiradores como éste son los que devuelven la esperanza y demuestran que el cariño se mantiene a pesar de las circunstancias:

httpv://youtu.be/0KrJqQfYeE8

Puede interesarte