Por Ignacio Mardones
23 diciembre, 2015

«Querido Santa, quizás pienses que soy tonta. Tengo 84 años y vivo sola. ¿Crees que sería posible que me regales un perro chihuahua?».

Hay muchos ancianos viviendo en soledad que están esperando a que alguien se acerque y les haga compañía. No piden demasiado. Sólo conversar un rato, compartir algún bebestible o quizás salir a dar un paseo. Ann Upton, de Michigan, Estados Unidos, quería una cosa en específico: un perro chihuahua. Y como era Navidad, decidió pedírselo a la persona que se supone que cumple los deseos de la gente. Sorprendentemente, una persona recibió la carta y se convirtió en su Santa Claus.

Captura-de-pantalla-2015-12-23-a-las-16.41.08
WWMT/CBS

«Querido Santa, quizás pienses que soy tonta. Tengo 84 años y vivo sola. ¿Crees que sería posible que me regales un perro chihuahua?».

-Ann Upton-

La carta llegó a las manos de Nila Dubas, una de las trabajadoras de correo que leía las cartas dedicadas a Santa. Ella decidió hacer algo por la anciana y fue a buscar un perro chihuahua a uno de los refugios de animales de la ciudad

Captura-de-pantalla-2015-12-23-a-las-16.42.11
WWMT/CBS

La anciana llamó a su nueva mascota «Lady Bug». Dijo estar muy emocionada por lo sucedido y que había aprendido una valiosa lección.

Captura-de-pantalla-2015-12-23-a-las-16.41.24
WWMT/CBS

«Todos tienen un Santa en algún lugar del mundo».

-Ann Upton-

Ann no tuvo miedo de hacer el ridículo y finalmente consiguió lo que quería. Ya Tiene a alguien que la acompañará por muchos años…

¿Qué te pareció?

Puede interesarte