Por Ignacio Mardones
17 marzo, 2016

Obtuvo la mayor distinción en su universidad.

Hay gente que suele demorarse en hacer sus tareas, pero esta mujer de 91 años logró un récord mundial. Colette Bourdier tardó 30 años en completar su doctorado. Ella trabajó décadas en su tesis sobre los trabajadores inmigrantes, la cual obtuvo la mayor distinción de la Universidad de Franche-Comte en Besancon. Colette defendió su trabajo frente a una comisión de expertos y los dejó sorprendidos por lo completo que estaba y la agudeza de sus análisis.

un-amphitheatre-dans-une-universite-en-france_4898157
Joel Saget/AFP

Con este logro, Colette se ha convertido en la mujer más anciana de Francia en conseguir un doctorado. Ella explica que se demoró tanto porque se tomó “recreos” para escribir la tesis

colette-bourlier
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Su trabajo final lleva por nombre: “Trabajadores inmigrantes de Besancon en la segunda mitad del siglo XX”. Y ella complementa la información con experiencias propias, ya que fue profesora de programas para inmigrantes en la ciudad del norte.

Colette se interesó en conseguir un doctorado en 1983, luego de retirarse de su trabajo. Ella ha sido considerada una estudiante atípica francesa y ha dejado a todo el país sin palabras

“Ella es probablemente la única persona que conoce todos los aspectos en detalle y además fue capaz de ordenarlos. También respaldó con análisis estadísticos”. 

-Serge Ormaux (a The Guardian)-

¡Un ejemplo de perseverancia!

¿Qué te pareció el logro de esta mujer?

Puede interesarte