Por Alvaro Valenzuela
26 septiembre, 2016

Curiosamente no había violado ninguna ley de ese país.

Los funcionarios del aeropuerto de Graz en Austria se llevaron una gran sorpresa luego de sorprender a una mujer marroquí llevando los intestinos de su esposo en su equipaje. Los órganos aparecieron cuidadosamente envueltos en dos bolsas plásticas y según informó la prensa local la mujer los llevaba para realizarles un examen toxicológico.

El marido de la mujer, que no fue identificada, murió durante una operación en Marruecos y ella sospechaba que fue envenenado según informó el diario Kleine Zeitung.

Cuando la mujer llegó a la ciudad de Graz se llamó a un doctor para que examiné los tejidos pero este dijo que no se podía realizar un análisis correcto sin el cuerpo completo. La policía dijo que la mujer no había roto ninguna ley y las entrañas de su marido fueron guardadas temporalmente para que se les pueda realizar una futura investigación forense.

Una escena digna de un capítulo de CSI…

¿Qué opinas al respecto?