Por Teresa Hechem
30 junio, 2015

¡Qué buena respuesta!

Este hombre ha trabajado en Servicio al Cliente durante la mayor parte de su vida. Y al parecer, él no cree que el cliente siempre tenga la razón. Durante el primer día de su trabajo nuevo, una mujer lo insultó y él respondió (en mi opinión) de una manera brillante:

Cuando solo habían transcurrido 2 horas desde que empecé mi primer día en el trabajo, una mujer que hablaba fuerte y se veía algo antipática, entró a la tienda con sus dos hijos mientras los regañaba.

Yo le dije gratamente, «Buenos días y bienvenida a Wal-Mart. Tienes unos lindos niños. ¿Son mellizos?»

La verdad es que los niños tenían al menos dos años de diferencia y si bien compartían características comunes, no lucían tan iguales.

La mujer dejó de regañar a sus niños para responder: «Hola, no. No son mellizos. El mayor tiene 9 y el otro 7. ¿Por qué diablos pensarías que son mellizos? ¿Eres ciego o estúpido?»

A lo que yo le respondí: «No soy ciego ni estúpido, señora. Solo no puedo creer cómo alguien tuvo relaciones con usted dos veces. Qué tenga un buen día y gracias por comprar en Wal-Mart». 

Tras ello, mi supervisor me dijo que probablemente no estaba hecho para este tipo de trabajo….

¿Qué te parece la reacción del trabajador?

Puede interesarte