Por Javiera Irarrázaval
24 octubre, 2016

La escuela no se ha disculpado directamente con la niña.

Maddie Stevens es una niña inglesa de 11 años. Ella estaba feliz de terminar al fin un año escolar  exitoso para poder ir a comer al restaurant Frankie & Benny con sus compañeros. Sueño que gracias a su escuela no podría cumplir por no tener un 100% de asistencia; no había ido al colegio un día y el colegio St. Giles Junior School en Bedworth dijo que no podía asistir a la cena.

¿Por qué la niña perdió un día de clases? Ella no fue un día porque su mamá falleció producto de un cáncer de mamas. La niña tenía el corazón roto, solo pedía ser feliz aunque fuera un momento en la pesadilla que estaba viviendo y la escuela no le estaba permitiendo ir a esta salida anual.

SWNS
SWNS

La mamá de Maddie había luchado contra el cáncer por dos años, pero finalmente la enfermedad la derrotó. Cuando Andy, el padre de la menor se enteró que el colegio le había revocado el permiso a la niña, esta muy disgustado (nosotros estaríamos igual).

SWNS
SWNS

«Maddie ha sido una niña muy fuerte desde que su madre murió, Ella se tomó solo un día de descanso después del funeral, porque nosotros queríamos que ella siguiera teniendo una vida normal»

  Andy, a Coventry Telegraph

«Me hizo sentir muy triste no ir a comer con mis amigos, los últimos años fueron muy difíciles con la enfermedad de mi madre» dijo Maddie.

SWNS
SWNS

Solo la molestia de la gente en las redes sociales hizo que la escuela modificara la asistencia de la niña, y ella pudiera asistir a la cena con sus compañeros.

¿Crees que la escuela debiera disculparse directamente con la niña?

Puede interesarte