Por Elena Cortés
1 julio, 2016

Esto es penoso.

Los experimentos sociales existen por una razón bastante simple e importante: sirven para comprobar y demostrar cierta teoría o tema. Esta vez la UNICEF, en colaboración con la agencia Swith, realizó un vídeo bastante fuerte donde muestra la realidad de una niña sin hogar y al mismo tiempo, la misma niña pero “bien vestida” y cómo es que la gente reacciona ante esto. Este es el resultado.

En las sociedades modernas, desgraciadamente, las personas suelen apartar la vista ante la pobreza, la enfermedad, el defecto, el crimen, pero también, ante personas que han sido empujadas por el sistema a vivir una vida “inaceptable” para muchos.

La UNICEF, junto a la agencia Switch Communications, decidió realizar un experimento social bastante importante: una pequeña de 6 años que deambuló por los mismos lugares: una calle concurrida y un restaurante, ambos en la ciudad de Tbilisi, capital de Georgia. ¿Cómo reaccionan las personas al ver a una niña sola en la calle?

El detalle fue que a la pequeña la presentaron de dos formas distintas. En una la vemos con ropas andrajosas, la cara sucia y el cabello desaliñado. El otro, la vemos limpia, con abrigo, zapatos y bien peinada.

El experimento habla por sí mismo. Lo único que puedo adelantarles antes de que vean el vídeo es que esto nos comprueba como muchos vivimos siendo desiguales con temas tan recurrentes en este mundo, como lo es un niño pobre y sin hogar. Las reacciones de algunas personas son simplemente para indignarse.

Dale play y cuéntanos sobre tu reflexión.

httpv://youtu.be/YgGj8qTrd6M

El experimento quedó inconcluso ya que la misma niña que decidió ayudar en el vídeo ya no pudo resistir que la traten así de mal. Esto es realmente indignante. ¿En qué sociedad vivimos hoy en día? 

Cuéntenme, ¿qué opinan sobre el experimento? ¿Por qué creen que la gente reacciona así ante una niña sin hogar? ¿Por dónde se tendría que empezar el cambio?

Puede interesarte