Por Ignacio Mardones
17 marzo, 2016

Recibió la ayuda de una importante celebridad…

Los escolares pueden ser muy crueles, ya hemos visto innumerables casos en donde niños hacen la vida imposible a sus compañeros. En esta ocasión, presentamos el de Dannie McMillan, una chica que sufrió una burla cibernética que la hirió profundamente. El mal chiste se basó en una fotografía de los chicos de su salón, en la cual aparecía la imagen de una ballena sobre el rostro de Dannie. Esto se difundió por Twitter y cuando la chica lo supo, buscó una forma original de revertir la situación:

screen-shot-2016-03-14-at-43531-pm-a4n4RO
KCEN

«Dee es una ballena gigante».

Su primera reacción fue la de echarse a llorar. No podía entender tanta crueldad

«Yo simplemente comencé a llorar. Estaba muy molesta».

-Dannie McMillan (a KCEN)-

Luego, le escribió a una famosa modelo de talla grande llamada Laura Lee

Así relató su conversación con la modelo: 

«Medio en broma le dije: una parte de mí quiere llorar todo el día. Y la otra quiere conseguir una camiseta de con una ballena y vestirla en la escuela para demostrarles que no me hacen daño. Y ella fue como: «oh, deberíamos». 

 

-Dannie McMillan-

Y ella reunió valor e hizo lo que tenía pensado

big-P49xBo

«Dee, la ballena gigante» / «Salven a las ballenas»

Ella creó la camiseta y ahora la vende por internet a 20 dólares. Las ganancias van dirigidas a la fundación Save the Whales, que realmente se encarga de salvarlas. Además, Dannie hizo una página en GoFundMe para difundir aún más su idea. El objetivo es juntar dinero para generar conciencia y ya lleva 900 dólares.

Este proyecto significa mucho para ella, dice que así puede ayudar a salvar los océanos y además ser un ejemplo para otras víctimas de bullying. Todos necesitan apoyo, explica la emprendedora, los jóvenes y las ballenas.

Las ballenas están más protegidas ahora, gracias a Dannie

¿Qué te pareció su iniciativa?

 

Puede interesarte