Por Alvaro Valenzuela
14 mayo, 2015

¡Es muy fácil y siempre es bueno prevenir las enfermedades!

Retinoblastoma es un tipo de cáncer muy peligroso aunque muy raro. Sin embargo, es la forma más común de cáncer en el ojo que afecta a los niños. Generalmente se desarrolla en menores de 4 años. La buena noticia es que cuando se encuentra de forma temprana es muy tratable. Además, es muy fácil saber si un niño lo tiene. Solamente hay que sacar una foto con flash a los ojos del niño, si la pupila de uno o los dos ojos aparece blanca, es porque deberías preocuparte:

Te puede interesar