Por Elena Cortés
13 julio, 2016

¡Tienes que ver el vídeo! 😮 😮

Ser voluntario en un centro para adultos es realmente confortante. Es muy lindo compartir junto a personas que necesitan amor y algo de compañía para vivir en paz. Es por eso que Josh Woodard es un gran ejemplo de que este tipo de trabajos te llenan el corazón. Cuando veas el vídeo, me entenderás mucho mejor. ¡Confía en mí!

Josh Woordard decidió ser voluntario en una casa para adultos y pasa horas al lado de su profesora de canto y piano, la Sra. Mary.

Cuando él tenía apenas 9 años esperaba con ansias el momento del día en que se encontraría con la mujer para poder afinar su voz y aprender a tocar como Mozart.

Con los años, el joven convirtió su voz en algo angelical…Realmente angelical. Y ahora, no duda en ir todos los días a ver a su profesora y cantarle.

httpv://youtu.be/uGFRHyt1sFQ

¡Es un gran gesto!

Puede interesarte