Por Vicente Quijada
23 mayo, 2018

Hace un par de minutos, el presidente del elenco italiano confirmó lo que hasta hace unas horas era un secreto a voces y el ex Real Madrid será el sucesor de un Sarri complicado con la dirigencia. Un verdadero salto de calidad para un elenco que no está acostumbrado a ello, ¿será la mejor decisión?

“Todo en la vida termina y es mejor hacerlo luego de escribir una hermosa historia”, fueron las palabras de Maurizio Sarri, el revolucionario técnico del Napoli, tras su último partido de la temporada ante el Crotone. Con ello, “confirmaba” que esta sería su última temporada en el club italiano, luego de que en 3 superara el récord de puntos de los napolitanos y los hiciera soñar con el Scudetto. Con 91 puntos, sólo faltaron 4 para levantar un título esquivo desde 1990.

“La situación es complicada. No puedes decir que estás listo e intentarlo de nuevo con esta escuadra si aún no sabes que todos se quedarán acá”, explicaba el italiano, quien prácticamente ya no habla con su presidente, Aurelio De Laurentiis. “No sé si el club podrá mantener a jugadores que tienen cláusulas de rescisión cuando lleguen las ofertas de los grandes equipos”, disparó.

Reuters

Tras una temporada en que eclipsó a Europa con su gran rendimiento en el Calcio -lamentablemente sin premio- muchos de sus jugadores serán pretendidos por los colosos del continente. Y el Napoli, históricamente lejos de esa calificación, no podrá hacer mucho para retenerlos, lo que haría partir a Sarri a pesar de que su contrato expira en 2020. 

“Lo que sí creo es que no puedo irme directamente a otro equipo italiano, y si hago un cambio preferiré que sea afuera -de Italia-“, manifestó demostrando su lealtad. Chelsea, donde reemplazaría a un malogrado Conte en su última Premier, o Zenit, que quedó vacante tras el paso de Mancini a Italia, son sus opciones más probables. Una cláusula de €8 millones lo detiene, pero esta se acabará el próximo 31 de mayo.

“¿Se quedará Sarri? Tienen que preguntarle a él. Nunca ha querido contestar, siempre dejándoselo a su agente”, respondió con cierta bronca el presidente del club napolitano. “Para mí, el deadline ya pasó, se acabó el tiempo. Tenemos que ir hacia adelante. No estoy diciendo que se irá pero hay una cláusula de rescisión y veremos qué pasa”, lanzó el directivo.

“El proyecto del Nápoles seguirá a lo grande”, manifestó, quien este martes se reunió con un entrenador de renombre, campeón de la Champions en 3 oportunidades y del Mundial de Clubes en 2. 

Según constató el periodista de beIN Sports, el ex técnico del Real Madrid habría llegado a un acuerdo por 2 años -con la posibilidad de extender uno más- con la dirigencia del Napoli, lo que le haría ganar €6,5 millones al año. 2 días después de la reunión, y con la prensa apuntando a la posible llegada del italiano, fue el mismo De Laurentiis quien, hace un par de minutos, confirmó su llegada: Carlo Ancelotti será el nuevo técnico del Napoli. 

El exitoso estratega, que cuenta con títulos locales en Italia, Inglaterra, Francia, España y Alemania, en sus pasos por clubes como Juventus, AC Milán, Chelsea, PSG, Real Madrid y Bayern Múnich, quiere golpear en su primera temporada con los napolitanos y, por ello, buscará realizar contundentes fichajes. Es más, según apuntó The Sun, el italiano sólo daría el sí de cumplir con sus aspiraciones de mantener un elenco competitivo, manteniendo a jugadores como Koulibaly, Zielínski e Insigne.

Ante la inminente partida de Jorginho al Manchester City de Guardiola y la de Marek Hamsik, “Carletto” exigiría la contratación de un hombre que ya conoce bien: el chileno Arturo Vidal, quien termina contrato con el Bayern en 2019, por lo que su salida sería más que posible este mercado. En esa misma zona, exige también a Lucas Torreira, la joya uruguaya -que estará en el Mundial- de la Sampdoria. 

AFP

Pero no serían los únicos. Con el fin de apostar por la Serie A y un título internacional que no aparece desde la Copa de la UEFA del 89′, el nuevo estratega también exigió a Karim Benzema, otro ex dirigido, para potenciar la delantera “Azzurri”, hoy con más extremos que nueves. El francés, con poco protagonismo en los merengues, no sería difícil de convencer.

De no ser el galo, Ancelotti quiere al ariete del PSG, Edinson Cavani. El defensa David Luiz y el extremo Suso del AC Milán aparecen en aquella lista de deseos, una en que el técnico será fundamental para atraer a estos valores, tal como Benítez y la llegada de jugadores como Reina, Albiol, Callejón e Higuaín. Por si fuera poco, el estratega italiano quiere también a un asistente de lujo: el recién retirado Andrea Pirlo. 

De cumplir con sus exigencias, ¿podrá este nuevo Napoli arrebatarle el Scudetto a la Juve de una vez por todas?

Puede interesarte