Por Vicente Quijada
1 junio, 2018

El campeón olímpico, quien se retiró el año pasado de la disciplina, aún no se rinde en su afán de probar suerte con el balompié. Tras haber participado de los entrenamientos del Borussia Dortmund en marzo, ahora lo hace con un elenco de la primera división de Noruega y hasta debutará en la cancha. ¿Logrará ser futbolista algún día?

No se rinde. Quien conquistara 8 medallas de oro en los Juegos Olímpicos -la novena fue derogada por el doping a su compañero en el 4×100 del 2008- está convencido en su afán de cambiar de rubro y, a un año de su retiro de las pistas de recortán, convertirse en un futbolista profesional. Si bien tiene 31 años, su envidiable capacidad física y perseverancia están empujando dicha convicción.

”Quiero tratar de mejorar, de trabajar lo más duro como pueda, jugar tanto como pueda. Quizás un club vea algo y decida darme una oportunidad”, confesó Usain Bolt hace unos días, desde el predio de su nuevo elenco. O al menos donde está entrenando, ya que el atleta no logra aún conseguir su contrato como jugador. 

AFP

A 40 kilómetros del suroeste de Oslo, Noruega, se encuentra el Marienlyst de Drammen, casa del Stromgodset, un equipo -12º en el último torneo- de la primera división de dicho país. Allí, cobijado por la marca que también lo auspicia, está preparándose para iniciar una tardía carrera en el fútbol. Una que podría sumar un episodio significativo la próxima semana, cuando su escuadra juegue un amistoso ante la sub-19 de Noruega. 

“Si puedo jugar algunos minutos el martes estará bien. Todo el mundo me ha recibido bien, juegan muy bien al pase, el nivel aquí es muy bueno, el ritmo alto”, manifestó el ex atleta, quien también se dio el lujo de analizar el cometido de sus nuevos compañeros. “Hay que jugar mejor, hay que trabajar y en ocasiones hay que tener un poco de suerte, pero seguro que van a progresar”, lanzó con confianza.

EFE

“Es un buen jugador de fútbol, de lo contrario no habría entrenado con nosotros”, fueron las palabras de Jostein Flo, director deportivo del club que ha vivido una revolución con la llegada del “Rayo”. ”Les dijimos que venía un jugador a probar y que era muy rápido, se abrió la puerta y entró Bolt. Fue una sorpresa para ellos, no podían creerlo”, relató el dirigente.

“No nos lo esperábamos. Está un poco oxidado, no nos va aportar gran cosa en su forma actual, pero hay que darle un poco de tiempo”, comentó Espen Bugge, el portero del equipo. “No hemos visto gran cosa de su talento como futbolista, pero evidentemente corre mucho más que nosotros”, agregó. Es más, para resaltar esa característica, el jamaiquino recibió una camiseta con el número 9.58, su récord en los 100 metros de Berlín 2009. 

“Es uno de los mejores atletas de todas las edades y, por supuesto, podemos aprender mucho de él. Sin duda, su presencia será una gran inspiración para los jugadores, los entrenadores y todo el club”, remarcó Flo.

Reuters

Sin embargo, Bolt también quiere aprender. En marzo de este año, y también debido a la relación que tiene con la marca Puma, el velocista entrenó unos días en el predio del Borussia Dortmund con el fin de desarrollar una -aún- inexistente carrera en el balompié. Su gran prueba será el 10 de junio, cuando participe de un amistoso benéfico en Old Trafford, contra un elenco integrado por famosos y liderado por el músico Robbie Williams.

Después seguirá entrenando para, algún día, volver a dicho estadio como futbolista. 

Puede interesarte