Por Vicente Quijada
28 marzo, 2018

¿Fue a ver a alguien?

El 14 de marzo de este año, Boca Juniors llegaba como candidato seguro a quedarse con una inédita Supercopa ante River Plate. Ubicados en el primer lugar, nada hacía pensar que los de Gallardo -que van 16º- golpearían con dos goles al xeneize, y le arrebatarían el ansiado trofeo.

Pero no fue el único golpe que recibiría el elenco de La Boca. Tras el parón por fecha FIFA, se pensaba que el plantel estaría descansado, pero no fue así: las figuras Edwin Cardona y Carlos Tévez llegaron lesionados.

AP

El colombiano se lesionó realizando ejercicios de pelota parada y tiene una distensión en el aductor derecho, por lo cual volvería tras 8 a 10 días de recuperación. Pero lo del Apache es más grave: distensión grado 2 en el sóleo izquierdo, lo que le llevará entre dos a tres semanas. Con ello, ambos se perderán el vital duelo ante el escolta Talleres, que está a sólo 6 puntos del líder. Y Tévez vería comprometida su aparición ante Junior de Barranquilla, en Libertadores.

Pero más allá de la lesión del Apache, lo que preocupa en el elenco de Angelici es el cómo. Tévez salió sin problemas físicos del último duelo ante Atl. Tucumán, pero aún así volvió el miércoles, tras dos días de descanso, con dicha molestia.

AFP

En un principio se pensó que dicha lesión era producto de un mal movimiento del ariete jugando golf en Córdoba, una de sus aficiones. Pero tiempo después, otro antecedente haría que la dirigencia y el cuerpo técnico se molestarán con el ex Juventus. Según informó Clarín, Tévez si fue a Córdoba, pero no sólo a hacer hoyos en uno, si no que también a visitar a su hermano Juan Alberto Martínez al penal de Bouwer. Cabe recordar que el familiar del Apache ingresó al recinto de máxima seguridad en 2010, tras asaltar un camión blindado, siendo condenado a 16 años.

Allí, el delantero no halló nada mejor que jugar un picadito con algunos internos. Uno que duró 20 minutos y que, según testigos, no fue de los más amigables. Tanto así que Tévez abandonó rengueando tras el encuentro.

Télam

Una irresponsabilidad del jugador que generó mucho malestar en el club, más si consideramos que el «32» fue uno de los señalados culpables tras la amarga derrota ante el clásico rival. Carlitos no lo está pasando bien en su vuelta a Argentina, sólo ha marcado 3 goles y sumado más críticas.

¿Habrá valido la pena?

Puede interesarte