Por Vicente Quijada
11 mayo, 2018

Desde un principio el pronóstico fue calificado como “pesimista”, pero aún así se creía que el lateral alcanzaría a llegar a la cita mundialista. Pero no, el ente rector del fútbol brasileño lo confirmó y Tite tendrá una sensible baja de cara al Mundial. ¿Quién lo reemplazará?

A 10 minutos del final, el título de la Coupe, entre el Paris Saint-Germain y Les Herbiers de tercera división, ya estaba definido. El 2-0 que iluminaba el marcador y la abismal diferencia de plantillas sobre el campo -con un presupuesto 270 veces más alto en el elenco de la capital- eran razones suficientes para cerrar un encuentro que, tal como todos en estas fechas, siempre supone una amenaza para aquellos jugadores que irán a Rusia.

Sin embargo, uno de ellos debió ver como ese sueño se esfumaba ante sus narices. Dani Alves, el talentoso lateral brasileño, fue a marcar en una jugada intrascendente y, por culpa de una mala maniobra, se torció la derecha y cayó al piso abatido por el dolor.

AFP

De inmediato se encendieron las alarmas, en especial en el entorno de la selección brasileña. Alves es una pieza clave en el esquema de Tite, siendo titular en 17 de los 18 partidos que completaron la clasificación a la Copa. Al terminar el partido, se vio al lateral celebrando con sus compañeros, algo más animado, por lo que en un principio se disiparon los temores. Sin embargo, tras las primeras impresiones de los médicos del “Scratch”, el pronóstico fue calificado de “pesimista”. 

Aún así, vendrían nuevos exámenes, los que lograrían identificar con exactitud la lesión y su gravedad. “Fueron realizados exámenes complementarios minuciosos y confirmado el diagnóstico inicial de lesión en el ligamento cruzado anterior y la necesidad de un tratamiento quirúrgico”, detalló el alta médica.

Serían 3 semanas de recuperación para luego evaluar la necesidad de una intervención, por lo que el futbolista del PSG alcanzaría a llegar con lo justo a Rusia, siempre y cuando no necesitara operarse. Pero los estudios médicos siguieron realizándose y las conclusiones que llegaron hoy son definitivas y desoladoras para el lateral. 

Los exámenes realizados constataron la imposibilidad de convocar a Dani Alves para la Copa del Mundo. Esperemos que el futbolista tenga una pronta recuperación para lucir su técnica, raza y liderazgo con Brasil lo más breve posible.

El comunicado oficial de la Confederación Brasileña de Fútbol acabó con cualquier tipo de rumor y afirmó lo que los brasileños no querían escuchar: Dani Alves no estará en la Copa del Mundo. Probablemente la última que jugaría, tras sus expediciones en Sudáfrica y su casa. La baja es, sin duda, un fuerte golpe para la escuadra de Tite que tiene en Alves, más allá de su lateral derecho titular, a un líder dentro del vestuario. 

Yendo estrictamente a lo táctico, el estratega de la Canarinha cuenta con 3 jugadores -ninguno de tanta calidad como el lesionado- para suplir dicha plaza en Rusia. Fágner, de menor recorrido, pareciera ser la opción más probable ya que cuenta con la confianza del DT -que lo dirigió en Corinthians-, lo cual quedó demostrado cuando fue titular en la victoria ante Paraguay por 3-0 en clasificatorias. Sí, el único encuentro que Alves no jugó. ¿El problema? Está lesionado y llegaría con muy poco fútbol a la cita mundial.

MoWA Press

Las otras opciones, de carácter europeo, son Rafinha, jugador del Bayern Múnich con 32 años, y quien ha participado en 26 encuentros, 18 como titular, anotando un gol; y Danilo, de 26 y en las filas del Manchester City, con 22 apariciones y 12 desde el once inicial de Pep Guardiola. Ha marcado en 3 ocasiones.

En el caso del jugador bávaro, en 2015 renunció a la convocatoria para nacionalizarse alemán -cosa que consiguió-, pero nunca jugó por el Mannschaft y fue convocado por Tite para 2 amistosos en 2017 -y 4 en total-. Danilo, en tanto, tiene más tiraje con el “Scratch”, con 16 apariciones, pero sólo una con el actual DT, ante Japón.

¿Quién será el elegido?

Puede interesarte