Por Vicente Quijada
24 abril, 2018

El lateral brasileño, hoy en el PSG, sorprendió al mundo con sus declaraciones. Sin embargo, al día siguiente lanzó otro mensaje, aún más confuso que el anterior. ¿Volverá o no?

El 27 de junio de 2016, gratis y a sus 33 años, Dani Alves dejaba La Masía para recalar en un gigante del fútbol italiano, la Juve. Tras 8 temporadas, 391 partidos y 23 títulos -que incluyen 6 Ligas y 3 Champions-, el brasileño se iba ante la sorpresa de los culés, que veían en Alves a un jugador altamente competitivo a pesar de sus 33 años.

Y así lo demostró, ya que una vez que llegó a la “vecchia signora” alzó 2 títulos locales, y al año siguiente en Francia fueron 3. Pero el lateral quiere volver al club que le dio tanta gloria.

Reuters

“El Barca es mi casa. Es imposible decir que no volvería. Si me llamara el Barcelona, volvería mañana mismo”, afirmó en declaraciones para Globo TV, causando revuelo en París, España y Brasil.

Al tiempo que le rendía pleitesía a su antiguo club, el jugador del “Scratch” aprovechó de volver a abrir una herida que tiene desde el 2016.“Si digo que no salí herido, mentiría. Salí herido, porque creo que luché mucho para construir una gran historia en el Barca y di un resultado inesperado hasta para el propio club. Me marché con 23 títulos en 8 años”, afirmó, recordando su extraña salida del elenco catalán.

“Acabé dándoles gran resultado y ellos no respetaron mi historia. Tanto es así que quisieron que tuviese una despedida y yo les dijo que no, porque para mí allí está mi eterna casa”, disparó.

“Entonces, cuando consideras que un sitio es tu casa, no tienes por qué despedirte. ¿Para qué una despedida si vas a volver?”, manifestó, generando un terremoto en su actual club. Es más, si consideramos el aporte de Sergi Roberto y Semedo por aquella banda, es probable que en España también estarían felices con su regreso.

https://www.instagram.com/p/Bh8ioefg5xz/?utm_source=ig_embed

Pero no todo podía ser tan maravilloso. Al día siguiente, Dani salió a desmentir las declaraciones que él mismo entregó, aclarando que no volvería al elenco catalán. “Nuestra historia fue muy linda, muy duradera, pero futbolísticamente hablando, ya se acabó”, lanzó el lateral a través de una publicación en redes sociales donde luce la camiseta del PSG, dando un giro en 180º en cuanto a sus afirmaciones recientes.

Alves explicó sus dichos como “una simple demostración de amor” por el Barcelona, para luego reafirmar su compromiso con los parisinos. ¿Habrá sido eso, un desliz o un deseo genuino?

 

Puede interesarte