Por Vicente Quijada
27 abril, 2018

Tras 22 años en el club, el día ha llegado. En una conmovedora rueda de prensa, el manchego le agradeció al elenco de sus amores, explicó por qué se iba -y dio pistas de hacia donde- y hasta se refirió al Balón de Oro que nunca recibió. Gracias por tanto, “cerebro”.

Hasta que se acabó la incertidumbre y, lo que era un secreto a voces, se confirmó: Andrés Iniesta le dijo adiós al Barcelona tras una prodigiosa carrera en la que alzó 31 títulos y desplegó un fútbol inigualable. El fracaso en la Champions League y un eventual declive -aún sin presentarse- del manchego, impulsaron su salida, facilitada por el contrato “de por vida” que firmó el 2016. 

Hoy, en una rueda de prensa constantemente interrumpida por las lágrimas del “8”, Iniesta cerró su ciclo con los blaugrana.

Reuters

“Esta rueda de prensa es para hacer pública la decisión de que esta temporada es la última aquí”, empezó diciendo el ya mítico jugador de Fuentealbilla. “Entiendo que después de 22 años aquí sé lo que significa ser jugador de este equipo, el mejor equipo del mundo. Sé lo que significa la responsabilidad de ser capitán de este club”, manifestó. El manchego obtuvo la cuarta capitanía en la temporada 08/09, detrás de Puyol, Xavi y Valdés, hasta que el 2015, con la partida de Hernández, tomó la jineta.

“Es el club que me lo ha dado todo y entiendo que mi etapa acaba este año. Siempre he entendido que este club que me acogió con 12 años se merece lo mejor de mí, como he hecho hasta ahora, y entiendo que en el futuro cercano no podría darle lo mejor de mí a nivel físico ni a nivel mental”, explicó sobre su salida el jugador de ya 33 años. “Si hubiera podido escoger una manera de despedirme hubiera sido ésta”, exclamó entre sollozos.

 “Lo que soy hoy como jugador y persona ha sido gracias al club y a La Masía”, reflexionó. “Hace 22 años vinimos en un coche, hoy están conmigo”, mencionó sobre su familia, presente en la conferencia. “Me quedo con mi debut en Brujas. Hasta ese día todo era un sueño y a partir de ahí se convirtió en realidad”, eligió Iniesta, haciendo referencia al partido de fase de grupos de la Champions 02/03′, cuando apareció por primera vez en la titularidad, en un 11 plagado de suplentes y juveniles -el Barça ya estaba clasificado-. Ganaron 1-0, dando el puntapié inicial a una carrera plagada de éxitos. 

“Aún hay cosas por hablar y por cerrar. Siempre he dicho que no competiría nunca contra mi club”, afirmó al ser consultado sobre su futuro. “Todos los escenarios que no sean Europa podrían ser. Cuando acabe la competición ya decidiremos dónde vamos”, explicó, dando aún más pistas de que su próximo destino es la Superliga China y echando por tierra las pretensiones de Guardiola y el City. 

“En unos días cumpliré 34 años y me he exprimido al máximo, me he dejado el alma por este club y creo que ha llegado el momento. Entiendo que de aquí en adelante, por motivos naturales y de ley de vida, todo va a costar algo más. Nunca me sentiría feliz si siento que no le doy lo mejor a este club”, exclamó el futbolista que le entregó 4 Orejonas al barcelonismo y momentos dorados como aquel gol en Stamford Bridge.

“No es ninguna espina ganar o no un Balón de Oro. Estar presente en las nominaciones del 2010, junto a Messi y Xavi, ya fue algo mágico y mi percepción del fútbol o felicidad no depende de si tengo un Balón de Oro”, comentó, haciendo alusión al premio que no recibió dicho año, a pesar de ser el “cerebro” del Barça que ganó todo y campeón del Mundo con España -gracias a su gol, además-. “Me quedo con el respeto y el cariño que tengo de mi gente más cercana”, afirmó, a días de que el editor en jefe de France Football le dedicara una misiva de disculpas por el esquivo galardón

ABC

“Quiero ser recordado como un gran futbolista y una gran persona. Espero haberlo conseguido. Al final, el fútbol pasa y lo que quedan son las personas”, sentenció uno de los mejores futbolistas que han pasado por el Barcelona y España. c

Lo conseguiste Andrés. Eso y mucho más.

Puede interesarte