Por Vicente Quijada
8 mayo, 2018

El francés no ha conseguido cuajar en un elenco repleto de figuras, y el técnico alemán ve con buenos ojos su incorporación, en especial considerando la velocidad y explosividad del ex Borussia. ¿Llegará a Anfield?

Con un par de fechas para que se acaben las principales ligas de Europa, y el Mundial de Rusia como la mejor vitrina, los clubes ya empiezan a sacar su billetera de cara al mercado de invierno -o verano, según tu hemisferio- que se avecina. Y un elenco que buscará mantenerse en la primera línea del continente es el Liverpool, hoy finalista de la Champions. 

Los “reds”, virtualmente clasificados para la próxima Copa de Campeones, buscarán mantener su alta competitividad y es por ello que, en caso de que su estrella Salah emigre al Madrid -como se ha especulado en el último tiempo- o a otro club grande de Europa, Klopp cuenta con un plan B. 

AFP

Y ese plan tiene nombre: Ousmané Dembélé. El técnico alemán no quiere repetir lo que le pasó con el Borussia cuando, tras alcanzar la final de la Champions, cayó en cuartos y octavos, sufriendo la partida de sus estrellas como Götze y Lewandowski en cada una de las ediciones. 

¿Que Dembélé está en el mercado? Entonces ahora estoy interesado”, fueron las palabras del entrenador del Liverpool el pasado domingo. Cabe destacar, eso sí, que el estratega no planea reemplazar a ninguno de los componentes del potente tridente, que con 29 goles, es el más anotador en la historia de la Champions. 

El fichaje del hoy jugador blaugrana se daría sólo si Salah es vendido al Real Madrid, por ejemplo, a pesar de los €230 millones que supone su cláusula. Hace menos de un año se pagaron €222 por Neymar.

 

AP

En tanto, desde Barcelona, no parecieran querer soltarlo, a pesar de la ola de rumores que rodeaba al extremo francés. Se hablaba de una posible cesión, en especial considerando que Coutinho está cada vez más asentado en el 11, y como extremo, no interior -se pensó que reemplazaría a Iniesta en un principio-, y Griezmann está cada vez más cerca de recalar en Ciudad Condal. “Dembélé es una apuesta de futuro. Cuando un jugador viene al Barça es porque Valverde lo quiere. Son jugadores que pueden jugar siempre”, expresó ayer Bartomeu, según Sport.

“Su cesión no está sobre la mesa. Estamos terminando la temporada y entonces habrán reuniones”, manifestó el dirigente blaugrana. “Es una apuesta de futuro. Muy joven y desde dentro del club esperamos mucho de él”, cerró, disipando en parte los rumores sobre el futuro del francés.

Y su técnico, cómo no, también dijo lo suyo. “Dembélé acaba de llegar. Estuvo tiempo lesionado y esto también se nota”, explicó Valverde, aludiendo a los 3 meses que se perdió recién arribado al Camp Nou y luego otro más, tras el problema muscular que sufrió en enero ante la Real Sociedad. “No es fácil ser titular en el Barça. Tiene un talento increíble, pero tiene que trabajar aspectos tácticos y defensivos, como la presión tras la pérdida de balón. Esperamos que la próxima temporada lo desarrolle”, manifestó el DT culé sobre el ariete de tan sólo 20 años. 

Mundo Deportivo

Lo cierto es que el jugador sólo ha marcado 2 tantos -uno importante ante el Chelsea, cabe decir- en 20 apariciones, siendo su rendimiento constantemente mermado por sus lesiones. Sin embargo, en Barcelona confían en él para la próxima temporada, a pesar de lo reñida que será la lucha por un puesto en el 11. 

Como también confía Klopp en que Salah se quede en Liverpool, donde es figura y goleador, pero ya bien sabemos que en el mercado todo puede pasar.

 

Puede interesarte