Por Vicente Quijada
31 mayo, 2018

3 Champions en sólo 2 años y medio. Con esos números, cualquier entrenador del mundo seguiría en su puesto, pero el francés no y hoy sorprendió al anunciar su partida del cuadro merengue. ¿Cambio de ciclo? ¿Diferencias con Florentino? Sea cual sea la razón, en Madrid no pierden el tiempo y ya apuntan a su reemplazo. ¿Quién será?

El impacto en Madrid, y el mundo del fútbol, fue inevitable. El entrenador más exitoso de Europa en los últimos años le decía adiós a la entidad con la que levantó 3 Champions. Zinédine Zidane, de manera sorpresiva, renunciaba al cuadro merengue con, además de las conquistas europeas, una Liga, 2 Mundiales de Clubes, 2 Supercopas de Europa y una Supercopa de España. Y todo en tan sólo 2 años y medio.

“Quiero mucho a este club, al que se lo agradezco todo”, empezó diciendo el entrenador francés, quien como jugador merengue conquistó una Liga, una Champions, una Intercontinental, 2 Supercopas de España y una de Europa. “Los jugadores necesitan un cambio. Este es un club exigente y apretamos mucho a los jugadores y hay un momento en que no se puede pedir más”, exclamó Zizou, dando a entender que su partida se debía a un necesario cambio de ciclo.

AFP

Ha tomado la mejor decisión marchándonse, no había buen ambiente en Madrid”, apunta por otro lado Fabio Capello, quien también fuera DT de los Blancos. “Sabía que él, si no hubiera ganado la Champions, habría sido despedido. Esto se sabía desde hace tres meses, ha tomado la decisión adecuada”, detalló, dándole un vuelco al asunto. ¿Se habrá ido por la poca confianza que sentía desde Florentino Pérez? Él, al menos, no lo manifestó así en la conferencia de hoy.

“Conmigo hubiese sido complicado ganar el año que viene. Lo hemos visto en los momentos complicados. Hay que saberlo cuando estás en este club. No quiero acabar mal. Quiero terminar cuando todo va bien”, lanzó el estratega. Zidane no tuvo un buen pasar en los meses previos al cierre de las competiciones, con una sorpresiva eliminación ante el Leganés en Copa del Rey -algo que él mismo calificó como su peor momento en el Madrid- y una carrera por La Liga que se les escapó demasiado pronto. En Champions, más allá del rendimiento, consiguió los resultados.

Fue precisamente para la obtención de la última Orejona que otro incendio se propagó en el vestuario merengue: las palabras de Cristiano y su eventual partida. Zidane fue consultado por dicho asunto en la rueda de prensa, en relación a su adiós de hoy, pero el DT fue tajante. “Para nada. Los jugadores no tienen nada que ver con mi decisión”, disparó.

Con el pasado tan brillante que deja el francés en Madrid, sólo queda pensar en su futuro, uno que no será en el banquillo -al menos no todavía-. “No voy a entrenar a otro equipo. Claro que puede ser un hasta luego, el Madrid me lo ha dado todo a mí y voy a estar por aquí, cerca de este club toda la vida”, declaró, para tranquilidad de los fanáticos merengues, quien dejará el club con un gran 71,35 de rendimiento. 

“No estoy cansado de entrenar, son solo tres años. Pero siento que es el momento de hacer un cambio”, sentenció el ex jugador galo. Por suerte para los directivos en Madrid, aún hay tiempo para aquella modificación, con la Copa del Mundo como plano de negociaciones para encontrar a un sustituto.

AFP

“Vino a verme ayer para comunicarme una decisión inesperada que ha tomado y él debe ser quien lo explique. Yo solo puedo decir que estoy azorado”, expresó por su parte Florentino Pérez, el siempre polémico presidente de la entidad merengue. “Cuando él toma una decisión, lo único que podemos hacer es respetarla. Me causó un gran impacto. Esta casa es su familia. Uno no puede estar preparado para una noticia para esta”, explicó. Y más allá de la frase hecha, el Real Madrid ya tenía algunos ases bajo la manga para suplir una eventual salida del francés.

La prioridad es Mauricio Pochettino, el entrenador del Tottenham. Si bien el argentino aún no conquista títulos en sus pasos por el Espanyol, el Southampton y los Spurs, donde arribó en 2014, 3 podios en las últimas Premier y su gran despliegue táctico serían razones suficientes. Pérez lo seguía de hace tiempo y en los cruces que tuvo ante los merengues esta temporada, con un empate a 1 en España y una victoria por 3-1 para los ingleses en Wembley, terminó de convencerse.

Pablo García

Pochettino firmó, hace sólo una semana, una extensión de contrato con el cuadro inglés hasta el 2023. Sin embargo, incluyó una astuta cláusula liberatoria en caso de que el Real Madrid o el PSG llamaran a su puerta, con la que, amén de una compensación, el entrenador puede negociar de manera unilateral con su nuevo club.

Con esto, la opción del sudamericano en la banca merengue toma cada vez más fuerza, mientras otros nombres de importancia como Joachim Löw, quien renovó hasta el 2022 con los teutones; Antonio Conte, que saldrá esta temporada del Chelsea y hasta Guti, el ex futbolista, que hoy entrena a la Juvenil A de los Blancos, suenan como alternativas.

¿Podrán calzarse los zapatos de Zizou?

Puede interesarte