Por Vicente Quijada
20 abril, 2018

El técnico francés de 68 años anunció que dejará el club londinense cuando finalice la temporada. Con el Arsenal sexto y a 14 puntos de puestos de Champions, se va el entrenador que revolucionó el fútbol inglés, ya tiene destino y sus ex jugadores valoran el legado del DT.

Se acabó. Tras 823 partidos al frente del Arsenal, siendo el técnico que más tiempo ha dirigido un equipo en la historia de la Premier League, Arsene Wenger dice adiós. El sexto lugar de los londinenses, a 14 puntos de puestos de Champions -plaza que, además, ocupa su archirrival- y ya una década escasa de éxitos, empujaron su salida.

“Después de considerarlo cuidadosamente y tras discutirlo con el club, siento que es el momento adecuado para marcharme a final de temporada”, manifestó el francés, en un comunicado emitido por el club. Con ello, los carteles de “Wenger Out”, dejarán de adornar el Emirates.

AP

“Estoy agradecido por haber tenido el privilegio de servir al club durante tantos años memorables. He dirigido con total entrega e integridad. Quiero dar las gracias al staff, jugadores, directiva y aficionados que hicieron a este club tan especial. Insto a los fans a seguir apoyando al equipo hasta el final. Pido a todos los amantes del Arsenal que cuiden de los valores del club. Siempre tendrán mi amor y apoyo”, cerró quien estuviera 22 años al frente de la institución. 

Pero antes del declive, y el posterior éxito, hubo escepticismo.

El francés inició su carrera en el Nancy, para luego caer parado en el AS Mónaco, donde ganó la liga y la copa de dicho país y fichó a grandes jugadores -una característica del economista durante su carrera como DT-  como George Weah y Jurgen Klinsmann. Fue tentado por el Bayern Munich, prefirió quedarse y al año siguiente lo despidieron por malos resultados. Emigró a Japón, al Nagoya Grampus, hasta que 18 meses más tarde fue “descubierto” por el Arsenal.

“Arsene Who?”, titulaba el London Evenings cuando arribó el francés.

El periódico en ese entonces no sabía lo que significaría Wenger para la Premier. Más allá de sus éxitos deportivos y su prolongada estadía, el técnico introdujo una nueva forma de ver el fútbol. Ya sea desde la táctica, con una fijación por la posesión y el toque -lo cual le dio su sello al Arsenal de esos años-, como desde la formación, con cambios en la dieta y cuidado de los futbolistas. 

PA

Y vaya que funcionó. Tras su mandato de más de 2 décadas cosechó 3 ligas, 7 FA Cup, 7 Community Shields y fue elegido 3 veces como entrenador del año. Además, en 1998 y 2002 consiguió el doblete -Premier y FA Cup-, llegó a la final de la Copa UEFA en 2001 y a la de Champions en 2006, perdiendo ante el Galatasaray y el Barcelona, respectivamente.

También destacó en un área que lo terminó por caracterizar como DT, convirtiéndose incluso en manager del club londinense: fichar jugadores. Arsene tenía un ojo clínico a la hora de identificar valores en bruto, y así fue como trajo al Arsenal a joyas como Viera, Fabregas, Henry, Bergkamp, Overmars, Anelka y Van Persie

Uno de ellos, Cesc, quien fue captado en las inferiores del Barcelona con 16 años, por no más de 35 mil libras, para luego ser vendido de vuelta a los catalanes por 35 millones. “Arsene muestra la gran dignidad y la clase de hombre que es. Nunca olvidaré su guía y apoyo, su tutela. Tuvo fe en mí desde el primer día y le debo mucho, fue como una figura paterna para mí que siempre me empujó a ser la mejor. Arsene, mereces todo el respeto y la felicidad en el mundo”, escribió el actual jugador del Chelsea en sus redes sociales.

https://www.instagram.com/p/Bhyb6xEFYEz/?hl=es-la&taken-by=cescf4bregas

Dentro de las temporadas más exitosas de Arsene al frente de los “cañoneros” está la de 2004, de los “Invencibles”. Con un equipo armado por el DT, con estrellas como Henry, Kolo Touré, Vieira, Pirés, Ljunberg, Bergkamp y Campbell, el Arsenal levantó la Premier sin conceder ni un sólo partido, algo que no se lograba desde 1889, cuando el Preston North End la alzó en una liga de 12 equipos y 22 fechas solamente.

AP

Pero no fue el único gran elenco de Wenger. El 1998 también deslumbró en la liga inglesa, luego de sólo 2 años de reforma en el Arsenal. “El construyó los mejores equipos contra os que yo he jugado en Inglaterra. El equipo del 98 fue impresionante. Su fútbol nos hizo cambiar nuestra manera de jugar contra ellos. Se merece una gran despedida”, aseveró el ex lateral del Manchester United de Ferguson, Gary Neville. 

El ex portero de la selección inglesa, David Seaman, también estuvo bajo las ordenes del francés, entre 1996 y 2003. El arquero fue tajante respecto a la herencia que deja el DT. “Cuando vino cambió todo, la forma en que jugamos, la dieta … Revolucionó al Arsenal. Fue brillante. Tendrá posibilidad de que reciba la despedida y el respeto que merece. Me irritan los hinchas que están celebrando como si hubieran ganado la lotería. Es hora de mostrar respeto y darse cuenta de lo que ha hecho”, afirmó.

Stan Kroenke, máximo accionista del club londinense, no se quedó fuera de las loas para Arsene y reconoció el legado del francés en el Arsenal, como también reconoció que “ha transformado la identidad de nuestro club y del fútbol inglés con su visión de cómo se puede jugar al fútbol”.

“Tenemos la más alta ambición de seguir construyendo desde la base de la fabulosa etapa de Arsene y rendir honor su visión asegurando que Arsenal compita y gane los más grandes e importante premios en el fútbol”, aseveró, dando pie a una nueva etapa en el club de Londres: buscar un nuevo técnico. El mismo Arsene reconoció que Patrick Vieira, ex dirigido y actual técnico del New York City “tenía el potencial”, pero desde la directiva también apuntan a nombres como Luis Enrique, Brendan Rodgers y hasta Mikel Arteta. 

AP

Al economista le queda aún un torneo por ganar, la Europa League, donde tendrá que enfrentar al Atlético de Madrid por un puesto en la final. Un campeonato europeo, además de ser una despedida digna para el francés, significaría volver a la Champions, una de los factores que sacó a Wenger del banquillo “gunner”. Luego, probablemente parta al PSG, a reemplazar a Unai Emery. 

“Wenger ha obrado un milagro en Inglaterra. Con él vimos un fútbol de otro planeta”, manifestaba David Dein, el dirigente que lo llevó de Japón a Inglaterra. Lamentablemente para Arsene, dicho planeta ya se quedó sin recursos.

Puede interesarte