Por Vicente Quijada
31 mayo, 2018

El central no ha dejado de estar en el ojo de la tormenta tras la polémica acción que casi dejó al egipcio sin Mundial, ganándose demandas y hasta juntas de firmas en su contra. Sin embargo, una reveladora imagen podría dar un vuelco en el debate, mostrando realmente quién tomó a quién al momento de la caída, ¿fue culpa del jugador del Liverpool?

Tras la emocionante final que protagonizaron Real Madrid y Liverpool en la Champions, todos los dedos acusadores apuntaron a un sólo un jugador -además del portero Karius, claro está-: Sergio Ramos. El central español se enredó con Salah en un forcejeo por la pelota y terminó lanzándolo al suelo con fuerza. Como resultado, el talentoso egipcio debió salir del campo y hasta puso en riesgo su presencia en la Copa del Mundo. 

 

Las críticas no tardaron en llegar, acusando la alevosía del jugador merengue quien, además, había protagonizado una acción similar justo hace un año en contra de Dani Alves, pero sin repercusiones. “Quien entiende de fútbol sabe que Sergio Ramos lesionó a Salah de forma intencionada”, lanzaría Mido, ídolo del fútbol egipcio, a través de sus redes sociales.

EFE

Fue la acusación más leve que recibió Ramos, ya que otros tomaron medidas aún más estrictas. Un grupo de fanáticos creó una causa en Change.org, exigiendo la sanción del zaguero y su exclusión de la próxima Copa del Mundo, mientras que un abogado egipcio presentó una demanda ante la FIFA, pidiendo una reparación monetaria para su héroe y el país africano.

Sin embargo, a días de la polémica lesión, una imagen podría “salvar” el orgullo del central, siempre criticado por su juego sucio. Más que mal, es quien más tarjetas ha recibido en la historia de la competición europea y, paradójicamente, no fue amonestado por este golpe. ¿La razón?

Las impresiones generales tras la caída de Salah eran que el “4” lo había tomado del brazo en la caída, llevándolo sin apoyo al suelo y provocándole la lesión. Pero, tras revisar estas imágenes, se puede apreciar que es el delantero quien primero toma del brazo al del Madrid, como producto del mismo forcejeo. Esto, en cierto sentido, dejaría en claro que Salah “se lo buscó”, empujando a Ramos y agarrándolo, pero también es notorio que es el zaguero quien comete el último jalón, quizás en respuesta a lo del africano.

Con ello, el central hizo caer a Mohamed sobre su otro hombro, el izquierdo, causándole una lesión que, por suerte, no le quitará el Mundial. O al menos no completamente. “Está triste por lo que pasó pero está centrado totalmente en la recuperación y en ver cuándo puede estar listo”, explicó Rubén Pons, el fisioterapeuta de los “reds” y quien está llevando a cabo la recuperación del goleador.

Georgi Licovski

“Él va a marcar los tiempos de recuperación. En principio será de tres a cuatro semanas, pero vamos a intentar reducir esos plazos. Ese es el gran objetivo”, detalló el profesional, por lo que el extremo no llegaría al debut ante Uruguay -15 de junio-, pero sí para los duelos ante Rusia -19- y Arabia Saudita -25-, que podrían clasificar, por primera vez, a Egipto a octavos de final -en el 34′ lo jugaron, pero porque era la primera fase-.

La víctima se salvó y el culpable no pareciera serlo tanto, ¿o sí?

Puede interesarte