Por Vicente Quijada
1 junio, 2018

A pesar de que Lebron James tuvo una noche histórica, superando los 50 puntos, una inexplicable equivocación de su compañero -que provocó la airada reacción de el “Rey” y las burlas de los rivales- los llevó hasta la prórroga y allí los Warriors se impusieron 124-114. ¿Habrán desperdiciado su chance de ir por el anillo en Cleveland?

El duelo entre Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors, quienes se enfrentan ya por cuarta vez en las Finales, estaba más desigual que nunca, al menos en el papel. Los de Oakland llegaban como claros favoritos para reeditar el anillo del 2017, pero Lebron y compañía no se lo pondrían nada fácil. Tras una primera parte para los Cavs, y una segunda que lograron aguantar, el partido estaba empatado en el último cuarto, con sólo 4 segundos por jugar. 

Con el 107-107 en el marcador, toda la responsabilidad caía en George Hill y su tiro libre. Lo falló, dejando escapar la nimia posibilidad de derrotar a los Warriors en su cancha, pero lo peor vendría después. El rebote es hábilmente capturado por JR Smith quien, a diferencia de lo que habría hecho cualquiera, se alejó del aro, como buscando aguantar una ventaja que aún no tenían.

Mientras la extraña secuencia ocurría, Lebron James, quien tuvo una histórica noche de 51 puntos, se volvía loco señalándole a su compañero la canasta ypidiéndole que se devolviera. Desesperado, intenta avisarle a Tyronn Lue, su entrenador, que pida tiempo fuera, pero de no sirve de nada. El “23”, quien se convirtió en el 6to jugador en superar la marca de los 50 en Finales -algo inédito desde 1993, con Michael Jordan de protagonista-, se quedó estupefacto y espetó al alero.

Pensé que íbamos ganando“, se puede leer de los labios de Smith luego de la reprimenda de James. Pero no. Con el empate fueron a la prórroga y allí, con un Lebron ya devastado, los Warriors se impusieron 124-114. Golden State va 1-0 en la serie que ya sumó su primera polémica, con un encontrón entre Thompson y Green al final del encuentro. 

El alero de los Cavs fue apuntado por todos -a pesar de que el tiro libre lo perdió Hill- por su inexplicable error, el cual él explicó de otra manera tras el encuentro en el Oracle Arena. “Sabía que estábamos empatados. Pensé que íbamos a pedir tiempo muerto tras tomar el rebote”, lanzó. “Todo el mundo sabía que no iba a lanzar con Kevin Durant delante. Si hubiera creído que estábamos ganando, hubiera forzado la falta personal”, argumentó quien ya cometiera un error similar jugando por los Knicks, en 2014 ante los Rockets.

AP

“Me han preguntado si he hablado con J.R. al respecto y ya he dicho que no”, contestó Lebron al respecto. “Sabía que era un marcador apretado. Estábamos uno abajo. George Hill metió el primer tiro libre. Cogimos el rebote ofensivo y pensé que todos sabíamos cuál era el marcador. Ese es mi punto de vista. No sé en qué pensaba J.R.”, exclamó, sumándose a la misma pregunta que se hacen todos tras lo de anoche.

“Hay que mirar adelante, el partido ya se terminó. Tuvimos nuestras oportunidades y nunca voy a criticar ni a JR ni a ninguno de mis jugadores“, relativizó después, eximiendo de algo de culpa al alero. Aún así, ante la insistencia de un reportero sobre qué pensaba Smith, James se cansó y abandonó la conferencia. Sin embargo, no fue el único en reaccionar con la extraña jugada.

https://twitter.com/957thegame/status/1002412487294181376

Al enterarse de que Smith “sabía que estaban empatados”, Green reaccionó con hilarantes expresiones en su rostro, para luego agregar que ello “iba en la misma dirección que su teoría”. “Yo pensé que él estaba buscando a Lebron. Yo también hubiera buscado a Lebron, la verdad” sentenció, causando las carcajadas de los presentes.

Eso mismo deberán hacer los Cavs si quieren reeditar el anillo del 2016, precisamente GS. El domingo, nuevamente en Oakland, tendrán otra oportunidad para redimirse. Y ojalá JR Smith esté atento esta vez. 

Puede interesarte