Por Vicente Quijada
4 mayo, 2018

A 40 días de la Copa del Mundo, el astro del Barcelona cree tener la fórmula para llegar a punto a la cita y rendir como se espera de él. ¿Será lo más lógico?

Se acaba un ciclo y empieza otro, uno en particular emocionante para los futbolistas -seleccionados-, la Copa del Mundo. Si bien el gran objetivo de Lionel Messi es alzar ese esquivo título con la Argentina, también desea cerrar por completo su temporada en el fútbol español y es por ello, y la posibilidad de conquistar su quinta Bota de Oro europea, que tomó una polémica decisión. 

En una reunión que mantuvieron Jorge Sampaoli y el astro del Barcelona, en su mansión en Castelldefels el 23 de abril, el “10” le comunicó al técnico que pretendía jugar los 4 partidos que le restan en La Liga.

Reuters

¿La razón? En realidad son dos. En primer lugar, el argentino pretende conquistar su quinta Bota de Oro y así convertirse en el máximo ganador del galardón, tras alzarlo en 2010, 12′, 13′ y la temporada pasada –actualmente empata con Cristiano, quien también tiene 4-. Para ello, no podrá frenar su producción goleadora ya que, con 31 goles, Mohamed Salah lo acecha a sólo un tanto. Ciro Immobile no se queda tan atrás, y con 29 goles también supone una amenaza para el jugador del Barcelona.

Sin embargo, al ariete del Liverpool sólo le quedan 2 fechas, ante el Chelsea y el Brighton, por lo que Messi podría tomar un descanso tras el duelo ante el Villareal -el 9 de mayo- o el Albacete -el 13 del mismo mes, día en que Salah juega también su último partido-.

Lo otro que lo tendrá sin descanso es su intención de llegar al tope de su rendimiento a la cita en Rusia. Sabida es la obsesión que tiene el rosarino con dicho trofeo, y sabe que esta puede ser su última oportunidad de saldar una deuda pendiente con la fanaticada argentina. 

AFP

Y Lio, al revés de lo que haría cualquier otro para evitar una lesión, pretende no parar y así llegar lo más fuerte que pueda al Mundial.

Esta decisión de Lio se suma a otra algo más polémica, anunciada por un periodista argentino el 25 de abril: el “10” habría exigido sacar de su puesto a Sebastián Beccacece, en quien no confía, y traer a Pablo Aimar como sustituto. Y si bien el trascendido tomó vuelo en su momento, el día de ayer se vio al sempiterno ayudante de Sampaoli presenciando el duelo entre Racing y la U. de Chile. Aún miembro del cuerpo técnico albiceleste, Beccacece ojeó el accionar de jugadores como Lautaro Martínez y Ricardo Centurión, por lo que si fuera cierto el rumor, aún no se ha concretado.

Reuters

Rumores más, rumores menos, lo cierto es que Messi ya está completamente recuperado y trabajando su forma muscular, lo cual seguirá haciendo con Marcelo D’Andrea, fisioterapeuta de la selección albiceleste, cuando se reúna con sus compañeros. Mientras tanto, buscará un hito inédito en los últimos 86 años: ser campeón invicto de La Liga. 

Un Lio que, con 30 años, sigue exigiéndose al máximo con la Copa del Mundo como incentivo. ¿Le pasará la cuenta?

Puede interesarte