Por Vicente Quijada
4 junio, 2018

Tras 99 días, Neymar pisó una cancha de fútbol nuevamente. Y a la altura de su figura, tuvo un re estreno con muchos ingredientes. Le cambió la cara al “Scratch”, se despachó una joya y vivió un curioso momento con el volante del Real Madrid, quien podría ser compañero la próxima temporada.

A pesar del tiempo de recuperación, de los diagnósticos y la confianza del mismo Neymar, aún existía incertidumbre de cara a su regreso a las canchas. Hace 99 días, el astro brasileño sufrió la fractura del metatarsiano del pie derecho y, con el fin de llegar óptimo al Mundial, estuvo más de 3 meses sin jugar, cometiendo un leve desaire contra su actual club.

Porque al “10” sólo le preocupa una cosa: el Mundial en Rusia, donde buscará consagrarse como ídolo en su país y traer la Copa del Mundo. En especial tras el trauma que significó la última eliminación en casa, ante Alemania. Para ello el extremo debe llegar en forma, por lo que la expectación en Anfield era evidente.

Recién iniciado el segundo lapso ingresó por Fernandinho, ante los vítores del público, y sólo tardó unos minutos en demostrar porqué era tan requerido. Tras un primer tiempo deslucido del “Scratch”, los de Tite recuperaron la dinámica con Ney en cancha y, a los 69′, fue él mismo quien se internó por la izquierda, apiló a los defensas croatas y clavó un verdadero golazo, imposible para Subasic.

Neymar, y 201 millones de brasileños, lo celebraron con todo: era el alivio que la escuadra de Tite necesitaba para enfilarse a Rusia. La canarinha, además, sumaba aún más variantes para su poderoso ataque, con Douglas Costa como alternativa del “10”, Willian por Coutinho o Firmino, quien marcó el 2-0 en el 89′, por Gabriel Jesús, quien portará la “9” en la cita planetaria.

Sin embargo, no es el único tema del que deberá preocuparse Neymar en el futuro.

Tras el encuentro, intercambió camisetas con Luka Modric y, mientras se las firmaban, el futbolista del Real Madrid aprovechó una oportunidad que no podía dejar de escapar. “Te esperamos, ¿eh?”, le espetó, en referencia a los rumores que sitúan al brasileño en el club español la próxima temporada.

“Es hermoso verlo en el campo otra vez, es un crack, uno de los mejores jugadores del mundo”, lo elogió el croata en una entrevista posterior. “Creo que en el primer tiempo jugamos de igual a igual contra Brasil, estuvimos bien. Sin embargo, mejoraron en el segundo tiempo, con la entrada de Neymar, que hizo la diferencia”, analizó el jugador merengue. “Vamos a ver lo que pasa”, comentó después, en relación al posible arribo de Ney.

AFP

Aún así, el brasileño respondió con una ligera sonrisa a la interpelación de Luka, dejando la puerta abierta, pero recordándole a su compañero de profesión -¿o club?- que su prioridad en este momento es otra: ser campeón del mundo en Rusia. 

Puede interesarte