Por Vicente Quijada
4 junio, 2018

Hoy era la fecha límite para presentar a los nominados de cara a la cita mundialista y, tal como pasa cada 4 años, hubo algunas sorpresas. A las ausencias de Icardi, Nainggolan y Wilshere que ya conocíamos, se suma la del reciente campeón de la Premier, quien será reemplazado por otros jugadores con peores números que él, ¿se equivoca el estratega teutón?

Llegó el día del anuncio final de las nóminas para el Mundial y, como era de esperarse, no todos quedaron contentos. En las semanas previas ya habíamos vivido las inesperadas ausencias -por decisión técnica- de Mauro Icardi en Argentina, Jack Wilshere y Joe Hart en Inglaterra, Nainggolan en Bélgica, Marcos Alonso y Álvaro Morata en España, David Luiz en Brasil, entre otros, sin mucha más explicación que el paladar del entrenador.

Y en Alemania, donde el trabajo de la Federación ha sido clave en forjar una prodigiosa camada de talentos, la elección no sería fácil y era probable que uno u otro astro quedara fuera. Aún así, no esperábamos que el reciente campeón de la Premier League con el Manchester City, Leroy Sané, fuera uno de ellos.

El talentoso extremo de 22 años tuvo una gran temporada, siendo campeón de la liga y la Carabao Cup, elegido el “mejor jugador joven” de la PFA y autor de 14 tantos y 19 asistencias en sólo 49 apariciones. No contento con ello, es el futbolista teutón con más participación en goles durante todo el 2017/2018. Sin embargo, Löw consideró más aptos a Julian Brandt, Julian Draxler y Marco Reus, quienes utilizan la misma banda para atacar. Los 3, en total, han marcado 24 tantos y entregado 18 habilitaciones. Sí, 10 goles más y una asistencia menos que Sané.

Aún así, el campeón con la Mannschaft en 2014 decidió jugársela por el extremo del Bayer Leverkusen, de la misma edad de Sané, pero con 12 tantos y 7 asistencias. Si bien ha brillado en el fútbol alemán, sería difícil compararlo con la aún más competitiva Premier.

“Fue una decisión muy ajustada entre Sané y Brandt, que se inclinó en favor de Brandt”, explicó el estratega. “Leroy tiene mucho talento, pero todavía no lo consolida en un partido de la selección. Volverá a trabajar con nosotros en septiembre”, espetó. En ese ítem, el del City acumula 12 partidos, con sólo una asistencia, mientras que su “contrincante” le marcó un tanto -a San Marino- y entregó 2 habilitaciones en 15 encuentros con la camiseta de los teutones. Hace 2 días, contra Austria, los dos extremos fueron titulares, jugando Brandt por la izquierda, y saliendo ambos al 67′. Quizás fue esa polivalencia del de Leverkusen que decantó la balanza.

“Si se hubiera tratado de una carrera de cien metros la decisión se hubiera tomado por foto finish”, agregó el entrenador alemán, argumentando una decisión que tomó a todos por sorpresa. Incluso al protagonista, quien hace sólo 10 días publicaba un tweet en el que se le veía sonriente abrazando a Draxler, uno de los que le quitó el puesto, con la frase “la aventura comienza”. 

Pero, lamentablemente, dicha aventura tendrá que esperar para el talentoso extremo, quien de seguro estará en las futuras nóminas de la Mannschaft.

Bongarts

“Hay días mejores en la vida de un seleccionador que cuando tiene que enviar a casa a cuatro jugadores que, en principio, también hubieran merecido ir al Mundial”, comentó brevemente el entrenador, quien también despachó al central Jonathan Tah, al ariete Nils Petersen y al portero Bernd Leno, previamente en la lista de preseleccionados. Precisamente el guardametas es quien dejará su lugar a un Manuel Neuer que vuelve tras 8 meses de inactividad -por una lesión en el pie- y quien ya fue titular en el último amistoso ante Austria, en el que cayeron 2-1. “Siempre creí que iba a jugar este Mundial y no he querido tomar ningún riesgo”, lanzó el cancerbero bávaro.

Löw prefirió a un extremo con peores números y a un portero, a pesar de su excelencia, que no suma minutos desde el 16 de septiembre. ¿Habrá acertado el campeón del mundo?

Puede interesarte