Por Vicente Quijada
24 abril, 2018

Quien fuera Balón de Oro 2005 tiene a un inédito postulante para el máximo galardón que puede recibir un futbolista. Y a pesar de su cercana relación con el argentino y su cariño por el «10» de Brasil, el campeón del Mundo en 2002 se inclinó por otro talentoso jugador.

Cuando en 2005 Ronaldinho alzó su galardón de Balón de Oro, y además el premio al Jugador Mundial de la FIFA, a nadie le quedaban duda de quién era el futbolista del momento. Llegó como un huracán a Barcelona y arrasó con todo a su paso, a pesar de no haber logrado conquistar el Mundial de 2006. Si hasta en el Bernabéu le aplaudieron.

Con esa experiencia y una variopinta vitrina de títulos en el bolsillo, Dinho es un hombre de peso a la hora de hablar del ansiado trofeo individual. Y por esa razón sorprende a quien apunta como candidato.

AFP

A pesar de que los grandes protagonistas de la próxima ceremonia de la revista France Football serán Lionel Messi y Cristiano Ronaldo -como ha sido la tónica en la última década-, y alguna que otra sorpresa. Puede ser Mohamed Salah, probable Bota de Oro y semifinalista de Champions, o Neymar, en caso de tener un desempeño notorio con Brasil en la Copa del Mundo. Pero para Ronaldinho, un posible candidato es Paul Pogba. 

«Él puede ganar el Balón de Oro, sin duda. Lo veo como un amigo y no me veo a mí como su ídolo», manifestó el campeón del mundo con el Scratch en 2002. El francés, sólo con la FA Cup -y Rusia- como próximos desafíos, tiene pocas credenciales para disputar el cetro mundial, por lo que suponemos que la afirmación del brasileño apunta al futuro.

«Es joven, talentoso y tiene la habilidad de jugar donde sea, puede estar libre, como defensivo, volante o en el ataque», explicó Dinho, defendiendo al cuestionado mediocampista del Manchester United. «Tiene las características de un jugador que puede llenar cualquier posición y hacer historia», sentenció.

EFE

El campeón de Libertadores y Champions también se refirió a la distante relación del galo con su técnico, el multicampeón José Mourinho, comparándola con su nexo con Luis Fernández en el PSG. «Es diferente. Cuando Mourinho te dice que vas a estar en el banquillo tienes que respetarlo. Al otro un poco menos. Esa es la diferencia entre los dos», lanzó el ex Barcelona, quien no tenía una buena relación con su entrenador en París.

«Creo que Paul Pogba tiene mucho que aprender de Mourinho realmente, ya que es uno de los mejores entrenadores del mundo. Es un técnico que ha ganado muchos títulos y que tiene mucho conocimiento, hay que respetarle. En mi caso es todo lo contrario», disparó el retirado astro.

Y el francés, en línea con dichas declaraciones, desmintió que tuviera una mala relación el DT portugués. «No tengo ningún problema con José Mourinho y creo que él tampoco lo tiene conmigo», empezó afirmando para Canal Football Club. «Me ha dado el brazalete de capitán y otras responsabilidades en un gran club como el United. Yo soy un jugador y me gusta dar lo mejor de mí mismo», sentenció, asumiendo que es Mou quien toma las decisiones y es él quien debe acatarlas, quitándole dramatismo a sus últimas suplencias. 

AP

«Sólo pienso en el presente, en la final de la FA Cup y en el Mundial que viene. No estoy pensando en los traspasos y todo lo demás», afirmó el galo, quien puede que escuche el consejo de su talentoso amigo y siga bajo las ordenes de «The Special One».

Así puede que la profecía de Dinho se haga realidad. ¿Te imaginas a Pogba ganando el Balón de Oro?

Puede interesarte