Por Vicente Quijada
10 junio, 2018

“El peor momento de mi carrera”. Así calificó el egipcio a la lesión que sufrió en Kiev, durante la final de Champions League. En su primera entrevista tras el incidente con el central español, el extremo abordó el tema con ironía y desmintió una de las declaraciones del merengue. En tanto, se recupera de cara al debut ante Uruguay en tan sólo 5 días.

Ya han pasado más de 2 semanas desde la final de la Champions, pero lo que pasó entre Salah y Ramos aún no se olvida. En medio de un torneo que se caracterizó por las polémicas arbitrales, la acción del defensa merengue en contra del extremo red se llevó todas las portadas. No sólo porque el egipcio se perdió el resto del encuentro, en un forcejeo que ni siquiera significó falta, sino porque también arriesgó sus pasajes a Rusia. Y el contexto de amenazas, demandas y declaraciones cruzadas tampoco ayudó a disipar dicha polémica.

Las últimas fueron las incendiarias declaraciones de uno de los protagonistas: Sergio Ramos. “No quería hablar del tema porque al final se magnifica, pero viendo la jugada bien, él me agarra primero del brazo y yo caigo al otro lado. De hecho, se lesiona el otro brazo y dicen que le hago ahí una llave de judo”, disparó el central, lavándose las manos ante la lesión que dejó al africano de baja por 3 semanas.

EFE

Algo que para Mohamed, según declaró en entrevista con Marca, es “gracioso”. “Si se hubiese infiltrado podría incluso haber jugado la segunda parte, yo en ocasiones lo he hecho”, fue otra de las áridas afirmaciones del zaguero, campeón de Champions por cuarta vez en 5 años. Si la acción fue de fútbol, Salah lo deja en suspenso: “No lo sé. ¿Quizás?”

“Mi comentario es que siempre está bien cuando quien te ha hecho primero llorar, después te haga reír. ¿Quizás podría decirme también si voy a estar listo para el Mundial?”, fue la sarcástica respuesta de una de las revelaciones de la temporada, mejor jugador y goleador -histórico en una temporada- de la Premier, con 32 anotaciones. Él mismo quien, después de la final, temió por quedar fuera del torneo en Rusia. Uno al que Egipto accedió, Salah mediante, tras 28 años. 

Matthias Schrader

“Me mandó un mensaje, pero yo nunca le dije que estuviera “bien”, fue otro de los dardos que le lanzó el egipcio a Ramos durante dicha conversación. Antes, el central había asegurado que había conversado con él y le había dicho que estaba “bastante bien”. Pero, en cambio, no han sido semanas fáciles para el jugador de las filas del Liverpool. Es más, calificó a la lesión como el “peor momento” de su carrera. 

“Cuando caí al suelo, tuve una mezcla de dolor físico y mucha preocupación, también enfado y tristeza por no poder continuar jugando la final de la Champions League”, reflexiona. “Momentos después, también pensé sobre la posibilidad de perderme el Mundial y eso fue un pensamiento devastador”, relató. En un principio el diagnóstico era desesperanzador y fue mejorando sólo con el pasar de los días.

AFP

“Mejor. Tengo esperanza en poder jugar el primer partido contra Uruguay, pero eso dependerá de cómo me sienta cuando se vaya acercando el estreno”, aseveró el extremo, a sólo 5 días para el choque ante los sudamericanos. Uno fundamental para dirimir, probablemente, el liderato de un grupo que comparten con Rusia y Arabia Saudita. Cabe destacar que, si se dan ciertos resultados y los africanos son segundos y España primero de su cuadro -o viceversa-, chocarían en octavos. Y no sería nada descabellado.

¿Se imaginan el duelo Ramos-Salah en esa instancia, inédita para Egipto? Ayayai. 

Puede interesarte