Por Vicente Quijada
31 mayo, 2018

Parecía que la teleserie nunca tendría fin. Primero se lo perdía, luego serían sólo 6 meses y después nuevamente quedó fuera de la Copa del Mundo, con una sanción de 14 por doping positivo. Hoy las cosas cambiaron para el ariete peruano y, si no hay otro vuelco inesperado, estará con su selección en el Mundial -y hasta el presidente del Perú tuvo palabras al respecto-.

Que no, que sí, que no, que sí. Así podríamos resumir, en pocas palabras, lo que ha sido la participación de Paolo Guerrero en la Copa del Mundo. Lo que empezara en octubre del 2017, cuando el ariete dio doping positivo en un metabolito de cocaína, fue dando vuelta tras vuelta en el camino, jugando con la esperanza de los fanáticos incaicos que ansiaban tener a su goleador en Rusia.

Primero era un año de sanción -que lo dejó afuera del repechaje- impuesto por la FIFA, el cual luego fue reducido a sólo 6 meses, abriéndole las puertas a la Copa. Pero apeló al Tribunal de Arbitraje Deportivo -TAS-, en busca de probar su inocencia. Guerrero afirmaba que no había sacado ventajas deportivas y que el consumo había sido accidental, en un te de coca para un cuadro gripal. Sin embargo, la entidad respondió de la peor manera: 14 meses de sanción, dejándolo fuera de la nomina mundialista cuando Paolo hasta se había sacado las fotografías. 

TAS

Hoy esa historia volvió a cambiar. “El TAS no objetará la solicitud urgente de suspensión presentada por el sr. Guerrero”, afirmaba hoy la institución, mediante una misiva. La semana pasada el ariete había solicitado, al Tribunal Federal de Suiza -sede de la FIFA-, que la sanción se le aplicáse después de la Copa, amén a que era su última oportunidad con 34 años ya. Y la respuesta fue positiva, ya que con esta información “se puede deducir que ninguno de los dos -ni la Agencia Mundial Antidopaje ni la FIFA- se opone categóricamente a la participación del apelante en la Copa del Mundo”.

A post shared by Paolo Guerrero (@guerrero9) on

Así, se acababa la larga batalla del capitán peruano, generando la alegría de todo el Perú, y Guerrero quiso enviarle un mensaje a su país en este importante momento. “El Tribunal Federal Suizo ha dejado en suspenso la injusta sanción impuesta en mi contra y en consecuencia me ha habilitado para integrarme a mi Selección y participar en el Mundial de Rusia, como su capitán”, explicó el delantero, autor de 33 tantos y goleador histórico de la “bicolor”.

“Esta decisión, hace justicia, al menos parcialmente y compromete mi agradecimiento al Tribunal Suizo”, espetó Paolo, quien además aprovechó de agradecer a la Federación Peruana -y en especial a su presidente-, en momentos cuestionada por abandonar al jugador, por su apoyo en la exitosa causa. También se dirigió a sus compañeros de selección, quienes este martes le recordaron en el triunfo por 2-0 en el amistoso ante Escocia. “Me ha trasmitido la fuerza necesaria para sobrepasar este duro momento, pero no me sorprende, pues así es como se comporta una familia y eso es lo que somos”, manifestó.

A su vez, recordó a quienes fueron parte de esta “procesión”, como el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, con quien se reunió hace unas semanas en busca de solución; y los capitanes de Australia, Dinamarca y Francia, los próximos rivales de Perú, que escribieron -junto a FIFPRO- una carta en apoyo del jugador del Flamengo. Es más, la emoción embargó tanto al ariete, que llamó a Martín Vizcarra, presidente de la nación sudamericana, para contarle las buenas nuevas. “Es un triunfo del Perú porque todos hemos sumado esfuerzos, estamos yendo después de 36 años a un Mundial y que nos digan que el capitán no puede asistir, era una decisión que afectaba a todo el país“, exclamó la autoridad tras dicho llamado.

AP

“Mi batalla sigue y de ello seguirán a cargo mis abogados, a quienes también agradezco”, comentó el peruano, en referencia a la sanción que aún está impuesta en su contra -de 14 meses- y la cual deberá cumplir una vez se acabe el torneo global. “Yo me uno a mi Selección y junto a mis compañeros, me comprometo a dar el mayor de mis esfuerzos para darle nuevas y mayores alegrías a mi país”, lanzó quien fuera fundamental en la clasificación, con 5 goles -y medio, considerando el que metió Ospina tras el tiro libre-. 

“Ya no hay límites. Ya no hay sueños imposibles, por que está demostrado que cuando los peruanos nos unimos, todo es posible”, cerró. ¿Será posible levantar la Copa?

Puede interesarte